Showrooming: los números del coste para el comercio del cliente con smartphone

Difusión de la innovación Moore

En 2008 hablábamos de comparar precios con lo de los comercios electrónicos cuando se salía de compras como algo que técnicamente era posible, aunque la experiencia no fuese demasiado buena ni la competencia en precios de las tiendas online demasiado agresiva.

Hace un año hablábamos del “showrooming” como una tendencia al alza, pero sin posibilidad de dar cifras de impacto más allá de la percepción de que empezaba a pasar de los entusiastas tecnológicos / visionarios (ese espectro que ha venido a llamarse los “early adopters” en terminología de Geoffrey Moore) a un público más amplio.

Ahora ya hay alguna encuesta con visos de echar un poco de luz a la hora de medir el impacto del fenómeno, al menos en Estados Unidos. Con la salvedad de los sesgos metodológicos, merece la pena echar un vistazo a los números de los que se hace eco Pando Daily: el 43% de los encuestados afirma haber practicado el “showrooming” y negocios como Best Buy tienen un elemento más para diagnosticar la crisis de su modelo.

¿Qué se puede esperar? Hay que sumar la conjunción del crecimiento de penetración del smartphone, de la oferta de comercio electrónico online y la crisis que hace que los usuarios demanden precios más ajustados. En España habría que añadir ese sentimiento generalizado por no querer pagar más que el vecino en ningún caso para desembocar en una tormenta perfecta para el comercio tradicional: el showrooming ha venido para quedarse y, siguiendo el modelo de adopción del señor Moore, su crecimiento empezaría a tener la forma de una curva exponencial.

Relacionado: Hacia el fin del cliente cautivo en el comercio “no electrónico”

8 comentarios en “Showrooming: los números del coste para el comercio del cliente con smartphone

  1. Y hay un problema para comercios «tipo Best Buy», mientras una librería puede reconvertirse a bar/sala de eventos en la que charlar con un autor y tomarte una cerveza/vino mientras le haces preguntas en vivo y te responde y, en fin, proporcionar otra experiencia. ¿Cómo sustituye eso la tienda generalista? ¿Llevará Zara al diseñador de sus jerseys? ¿Harán pases de moda? ¿Y MediaMarkt organizará meetups con el diseñador del S3? Lo tienen crudo… porque la gente demanda ver el producto antes de comprar, pero a la hora de la verdad se gastan las pelas en otra tienda… y no parece probable una vuelta al statu quo anterior.

    1. Creo que es más problema para los agregadores (Mediamarkt, El corte inglés) que para los verticales como Zara que fabrican y tienen un producto único (imitable, pero no idéntico)… el ejemplo de la librería me gusta, aunque en España tienen la ventaja del precio fijo del libro, el otro día me compré un libro en librería (de tu barrio) más por simpatía a pesar de que me venía mejor que lo mandaran a casa

      1. Sin duda el comercio minorista tiene que reinventarse y una palanca diferenciadora puede ser la atención personalizada, porque en precio no pueden competir cuando tienen que hacer frente a los costes de las tiendas físicas y su personal, a parte de sus tiendas online para aquellos que las tengan.
        De todas formas os cuento la última estrategia de Hipercor que no la veo acertada del todo, pero que es un paso a intentar competir. Hace 10 días tenían en esta tienda una SmartTV Samsung 3D de 40? por 699 euros. La misma TV en Amazon era 550 € aprox. La estrategia de Hipercor era regalar un cheque por el 20% del precio (es decir 140 euros) para gastártelo el fin de semana siguiente en cualquier zona del establecimiento. Lo lógico es comprar la TV en Amazon pero Hipercor intentó competir con esta estrategia que buscaba una segunda compra “supuestamente gratuita” (donde además siempre te gastas más que el importe que te regalan) y con la garantía de compra de El Corte Inglés. ¿qué os parece esta estrategia? ¿Cómo creéis que pueden hacer los comercios físicos para no convertirse en showroomings? La cosa está complicada

  2. Son tiempos de cambio, y requieren adaptación. El pequeño comercio se tiene que replantear sus estrategias y dedicarse a vender cosas que la gente no pueda obtener de otra manera (por ejemplo, se me hace cuesta arriba la idea de comprar el pan online, aunque sea posible hacerlo). Nada sustituye el olor y sabor de una barra de pan calentita… ñam ñam…

    El progreso no siempre es para bien… al menos para todo el mundo. Cuando se pone a las máquinas a hacer el trabajo de la gente, inevitablemente, la gente empieza a “sobrar”. Parece que a alguien se le olvidó ese “pequeño detalle”.

  3. Sin duda el comercio minorista tiene que reinventarse y una palanca diferenciadora puede ser la atención personalizada, porque en precio no pueden competir cuando tienen que hacer frente a los costes de las tiendas físicas y su personal, a parte de sus tiendas online para aquellos que las tengan.
    De todas formas os cuento la última estrategia de Hipercor que no la veo acertada del todo, pero que es un paso a intentar competir. Hace 10 días tenían en esta tienda una SmartTV Samsung 3D de 40″ por 699 euros. La misma TV en Amazon era 550 € aprox. La estrategia de Hipercor era regalar un cheque por el 20% del precio (es decir 140 euros) para gastártelo el fin de semana siguiente en cualquier zona del establecimiento. Lo lógico es comprar la TV en Amazon pero Hipercor intentó competir con esta estrategia que buscaba una segunda compra “supuestamente gratuita” (donde además siempre te gastas más que el importe que te regalan) y con la garantía de El Corte Inglés. ¿qué os parece esta estrategia? ¿Cómo creéis que pueden hacer los comercios físicos para no convertirse en showroomings?

    1. Dada tu insistencia, pues te responderé… jejeje…

      A mi me parece que esta estrategia de Hipercor va en menoscabo de la linea de negocio de El Corte Inglés, basada en ofrecer valor añadido en base a sus magníficos centros comerciales, la atención al cliente de su plantilla, la garantía de devolución sin problemas y los servicios financieros de crédito (su propia tarjeta de crédito y las facilidades de compra en su cadena de centros comerciales para sus usuarios). Esa linea es la que ha hecho El Corte Inglés toda su vida, y es por ahi por donde se ha justificado y se hace “aceptable” la diferencia de precio que suele haber en sus tiendas.

      Si empiezan con “gangas” (aunque se hayan cuidado muy mucho de ofrecerlas bajo marca “Hipercor” y no bajo la marca premium “El Corte Inglés”), creo que van a socavar su imagen de marca.

      Como comenta Antonio más arriba, esta no es la guerra de El Corte Inglés o de la FNAC, me parece más la del pequeño comercio (que es el que la está perdiendo).

  4. Pues yo desde mi propia experiencia (de innovator diría) utilizo MediaMarkt de showroom (lo hice esta misma semana). Quería “tocar” unos tablets, así que cogí el coche y para allá.

    Una vez allí, estar viendo una tableta de Samsung, buscar en google el modelo para ver opiniones y encontrate esa tableta 10€ más barata (en pccomponentes…) que el cartelito de precio que tienes al lado… siempre me hace pensar eso de “yo no soy tonto”…

    1. Creo que a poco que uno lleve el móvil encima, lo de que Media Markt siempre es más barato y ECI es más caro te das cuenta de que tiene parte de mito

Los comentarios están cerrados.