Coinbase y el intento de domesticar Bitcoin

Brian Coinbase

Esta semana puede entrevistar al CEO de Coinbase, Brian Armstrong. Por aquí hemos hablado poco del fenómeno de las “criptomonedas P2P”, en gran parte porque a pesar de las decenas de lecturas que uno ha hecho, sigue entre el escepticismo y la duda con todo el fenómeno.

Si algo me ha interesado del proyecto de Coinbase es su postura en pro de “domesticar el bitcoin”, olvidando la parte ideológica “anarco-liberal” e intentar acomodarlo al sistema bancario e institucional actual. Tras escuchar una hora a Armstrong y poder preguntarle de todo sobre el momento de Bitcoin y su proyecto, sigo siendo escéptico, pero un poco menos.

“Que ganas tengo de que pase la moda esta de internet”

Kiosko de prensa

Cuenta David Jiménez en su blog, “De cómo la prensa creyó que la Tierra era cuadrada”:

Cuentan que en la redacción de uno de los principales medios de España, un redactor jefe agobiado por el cierre dijo: “Que ganas tengo de que pase la moda esta de internet”. No hablo de hace 10 años. Hará tres o cuatro. La cita resume bien por qué los periódicos están donde están, más allá de crisis económicas y cambios de modelo. No supimos ver lo que la red supondría para nuestro oficio.

Muy oportuno justo el día que se aprobó el infame Canon AEDE.

Foto: Carlos Carreter

“Me molesta mucho que venga alguien y me diga que Internet es así. Internet es como yo quiero que sea”

Kindle PaperWhite 2013

Un breve rápido desde el congreso ebook, habla Luis Magrinyà, director de la colección de clásico Alba Editorial:

“No estoy dispuesto a que Internet me dicte el mensaje. Internet es mentira, no es nada, es lo que queramos que sea. Los libros que están a mi cargo, y las contras, son las que salen en nuestros libros –señala Magrinyà-.Es verdad que en las librerías nos dicen que hay que hacerlo de otra manera, pero yo lucharía porque si queremos que nuestros lectores nos sigan y ganar nuevos, el papel del editor es tener una personalidad y que sea él quien diga las cosas. Me molesta mucho que venga alguien y me diga que Internet es así. Internet es como yo quiero que sea”

Lo de menos importante es lo de internet, es el “como yo quiero que sea”. No “como mis clientes quieren que sea”, sino muy bien explicado, “como yo quiero que sea”. Resume a la perfección por qué el libro electrónico va hacia un oligopolio de empresas de tecnología

Phabletófilos, habemus Note 4

Note 4

Para los que somos de “Phablet” – si es que tiene sentido mantener esa distinción, en todo caso, de teléfono de pantalla grande – la salida del Note de cada año es cita obligada. Cierto que cada vez la categoría está más animada – Huawei, Nexus, Motorola, iPhone… – pero esto no hace sino avivar el interés ¿sigue el pionero teniendo ventaja?

En Xataka he publicado el análisis del dispositivo y la respuesta tiende a ser que sí. Un Note 4 que es ya de lejos lo mejor que hace Samsung en móvil.

Este sí es el drama de los medios: Facebook es cada vez más la portada a las noticias

Facebook tiempo real

En NYT, “cómo Facebook está cambiando el modo en que los usuarios consumen periodismo”:

“La empresa de social media se está convirtiendo cada vez más para las noticias en lo que Amazon supone para el sector editorial, un gigante que provee a cientos de millones de usuario y ejerce un inmenso poder.

Alrededor de un 30% de los ciudadanos de Estados Unidos accede a las noticias a través de Facebook, según estudio de Pew Research Center. El éxito de una web de información puede caer o subir en función de su funcionamiento en el newsfeed de Facebook”.

Hace años se saludaba el crecimiento de Facebook – también Twitter – desde el mundo de los medios como una buena nueva: era una alternativa que quitaba poder a Google y eran “recomendaciones humanas” con las que el sector se sentía más cómodo que con la solución algorítmica del buscador.

La foto a día de hoy creo que no es tan buena. Facebook gestiona con su propio algoritmo el newsfeed de sus usuarios, las técnicas para optimizar para redes sociales cada vez se parecen más a las de SEO (con un peso muy relevante de la tecnología y el trabajo sobre titulares) y quienes lo hacen mejor son actores con nuevos modelos de producción de contenidos, como en la etapa incial del SEO.

Pero la foto más importante es que, al contrario que con Google cuyo servicio News nunca consiguió una buena experiencia, Facebook para la mayoría de la población y Twitter para el usuario más intensivo, se están haciendo con la portada, con el punto de entrada del usuario a la información, con el momento “quiero saber qué ha pasado en los temas que me interesan”

Hay muchas consideraciones a hacer a partir de esto: cómo la visión y la política de una empresa como Facebook impacta en el consumo informativo de un público global, cómo nadamos y mantenemos el sentido crítico en ese contexto tan de ocio y, para los medios, cómo asumimos en entorno en el que el usuario cada vez más no tiene un medio de cabecera cuya visión del mundo compra y a cuya marca otorga credibilidad sino que prefiere los compartidos de sus contactos.

Softonic y la inmensa dificultad de seguir añadiendo valor

softonic

El “caso Softonic” – les imagino enterados, han anunciado un ERE que se rumorea llevará fuera a 200 trabajadores fuera de la compañía – es una nueva “mala noticia” para el sector. Se trataba de un referente de gran empresa web – de las que la industria española no puede presumir en exceso – y de proyecto con vocación internacional.

Se han escrito varios análisis al respecto, Javi Pastor más moderado, Alfredo Pascual más “contundente”, son dos buenos ejemplos de retratos de la trayectoria de Softonic: la carrera por seguir añadiendo valor cuando lo que solucionabas al principio deja de ser un problema o no se alinea con tu modelo de negocio.

En mi opinión ese es el punto de discusión con Softonic, más incluso que la exposición / dependencia del SEO. Si en su primera etapa Softonic solucionaba el problema de encontrar, filtrar, “curar” y distribuir el software para Windows que la gente buscaba y necesitaba, en la última ha quedado más como un sistema para realizar una intermediación en la que ayudaba a inyectar el software para Windows que la gente no quiere ni necesita.

La búsqueda del valor a aportar a largo plazo se antoja más complicada todavía: tiendas de aplicaciones en Mac y Windows, traslado a plataformas móviles con concepto más agresivo de appstore, usuarios más avanzados que necesitan menos ayuda y que usan cada vez más el navegador.

¿Qué papel queda para una compañía como Softonic? Desde luego que hay negocio en el descubrimiento y promoción de aplicaciones – algo que las tiendas oficiales no acaban de hacer bien del todo – y que su giro hacia los contenidos podría llevarse a más que un apoyo al SEO (que es lo que parece ahora, a pesar de que tiene muy buena calidad). Pero, sobre todo, necesitan que esa aportación de valor y el modelo de negocio estén alineados, no como ahora.

Si van a contenidos el problema para Softonic es que difícilmente van a mantener facturaciones del orden de decenas de millones de euros al año. La promoción de aplicaciones para móvil sí que puede ser un negocio mayor y de menos actores en el que pueden jugar un rol importante si se mueven bien, pero no está claro cuál es el modelo (desde luego SEO + una solución web no lo parece). Por ahí parece que están dando pasos vía compras y donde deben tener – han hecho un ERE, no han desaparecido – sus próximas batallas.

Actualización: desde Uptodown – una empresa competidora de Softonic pero con otro tipo de prácticas – Luis Hernández responde: “No solo añadimos valor, somos necesarios y tenemos un importante papel”

Causas y azares 37

Llega este “Causas y azares” a su edición número 37 como recopilatorio (casi) semanal de enlaces con las mejores lecturas que uno ha encontrado y compartido en twitter, la página de Error500 en google Plus o en los dos magazines en Flipboard. Ahí van los links:

  • Sobre salud y estética dental y “estatus social” en Estados Unidos, Aeon.
  • EBS con cinco formas de deformar un gráfico que ya no cuelan en redes sociales.
  • Historiaca en Wired sobre una fascinante nueva profesión:limpiador de contenidos en Facebook.
  • Murió Ramiro Pinilla, que escribió una de mis novelas / trilogías preferidas, “Verdes valle, colinas rojas” (Amazon). La noticia en El País, sobre él un par de entrevistas, la de Enric González para Jotdown y esta otra en la La2.
  • Luis Miguel Barral, “Pagar y no pagar. No hay ningún dilema”, sobre los modos en que oímos música y nuestra predisposición a pagar por ello.
  • Cómo lancé un proyecto rentable sin escribir ni una línea de código, por Txarly.
  • ¿Niños competitivos? No, niños mejores. Por Jorge Segado.
  • Mapas de calor de cómo la gente está “leyendo” los resultados de búsquedas en Google, enMoz.
  • En USA este año se van a gastar 350 millones $ en disfraces Halloween…para las mascotas. The Atlantic.
  • El gran luchador contra la malaria en NYT menos foco mediático pero espectaculares resultados: 40% menos muertes en 8 años.
  • La distro que pudo cambiar el mundo. Por Javier Pastor.
  • Inbox, así es el plan de Google para revolucionar el correo que hemos probado. Por Javier Penalva
  • Sobre lo de “la cara es el espejo del alma”… las inferencias sobre la personalidad que hacemos a partir del rostro. También en The Atlantic.
  • Inside the Ebola Wars, en New Yorker: aunque ganemos batallas en Europa y USA, queda una gran guerra por delante.
  • Entrevista a la AEPD sobre cookies: aplicación de la legislación sobre ellas, detalles de implementación… blogoff.
  • “What the world eats”. En NG: El consumo de carne se ha duplicado en 50 años, en España, +226%.
  • “Why Instagram Worked” por Mike Krieger, uno de los fundadores de la cosa.
  • 11 juegos que no son para niños pero que también pueden disfrutar, en Vidaextra. Doy fe de varios de ellos y sumo el Monument Valley.
  • La mujer de tres tetas y otras historias de Internet que son falsas pero compartimos. EnMedia Trends.
  • Jotdown entrevista a Marcos de Quinto, que además esta semana ha pasado a ser director de marketing mundial de Coca Cola.
  • Apple, enemigo público de telcos y banca. Por Ignacio del Castillo en Expansión.
  • FastCo sobre la misteriosa Magic Leap y su inversión de 542 millones de, entre otros, Google.
  • Por qué todos quieren vendernos servicios por suscripción y no compra individual de bienes digitales. Por Guido Corradi en Xataka.

Rematamos con un poco de Lykke Li, ¡buen domingo!

La inacabable lucha entre señal y ruido en internet

Twitter, seguidores falsos

En “Renfe, horarios y ser cuñado por un rato” Jorge Galindo hace un acto de contrición poco habitual:

Mientras, muchos advertían (antes que yo, o al mismo tiempo) que nos estábamos pasando de listos. Otros seguían y siguen con las risas y quejas, adaptando el caso a sus manías personales: desde que esto es cosa del Estado depredador hasta que solo pasa en España, como si esto fuese algo que Renfe y otras operadoras no hacen desde tiempos inmemoriales.


La moraleja es doble. Por un lado, que todo es muy complicado. Nos olvidamos demasiado a menudo de lo enormemente complejo que es cualquier problema que implique coordinación social, y la solución de parar los trenes en todo país durante una hora es, en realidad, elegante en tanto que sencilla y parsimoniosa (lo cual no quiere decir que sea la mejor de las posibles, claro. Solo que no es tan mala). Por otro, que en realidad el hecho de que nos pasemos dicha complejidad por el arco del triunfo, o de que nos acordemos de ella y nos pongamos a investigar un poco antes de opinar, no cambia por tener acceso infinito a información ilimitada. Simplemente todo se vuelve mucho más rápido e inmediato, y uno puede pasar de, digamos, cuñado a prudente en una fracción de tiempo mínima.

El problema no es que Jorge se meta a opinar un tema que desconoce – eso, más tarde o más temprano lo hacemos todos y además tiene el beneficio de sacar las ideas a pasear y que nos puedan poner en nuestro sitio – sino cómo sigue siendo tan difícil encontrar la señal entre el ruido: nuevas plataformas que rebajan la barrera de entrada para distribuir en internet no hacen sino amplificar el problema de encontrar la señal (en el caso que nos ocupa la gente que conoce el sector ferroviario) y el ruido (los miles de listos que en dos segundos ya han arreglado cualquier tema aunque tengan un conocimiento y experiencia cero sobre el mismo).

Relacionado: Discusiones en internet y búsqueda del rival más débil

Una buena razón para, siendo directivo, estar en Twitter, blogs….

marc andreeseen

No me perdería la entrevista de Kevin Roose a Marc Andreessen, supone un repaso bastante interesante a la discusión ideológica y también práctica en Sillicon Valley, un tema que por aquí hemos recogido en abundancia y que cada vez me parece más relevante conforme el sector tecnológico va cogiendo parte del sitio de Wall Street como referencia socioeconómica.

Pero, aunque toda la entrevista merece mucho la pena – discrepando en varios puntos respecto a lo que afirma Andreessen – he querido destacar un punto de forma especial:

Cada mañana, me despierto y varias docenas de personas me han explicado en Twitter con detalle lo idiota que soy, algo que en realidad es bastante útil.

Me ha gustado porque creo que Andreessen apunta a un valor que la mayoría de los directivos suele despreciar: sacar las ideas a pasear en un entorno en el que no hay tantos incentivos para hacerles la pelota ni darles la razón como en las compañías que dirigen.

Y esto es complicado porque la mayoría de directivos entra en la espiral de no querer molestar a nadie, a menudos fiscalizados por los responsables de comunicación de las compañías y acaban con perfiles insulsos, anodinos y prefabricados por un “community manager”… y acaban por perder un valor fundamental de tener una presencia activa online.