Los trabajos de los científicos de datos y sus sueldazos

En WSJ tienen una pieza sobre los sueldos que están cobrando los científicos de datos con experiencia y doctorado: 200000 dólares para empezar a hablar.

El tema tiene varias aristas interesantes. Una es hasta qué punto el big data tiene mucho más de promesa que de realidad y si aflojará como tendencia en los próximos años; otra es el tipo de trabajos que pasan a hacer, con transiciones como la de hacer el mapa del genoma a mejorar la efectividad de las recomendaciones de páginas de citas; por último, pasa a primera página lo que Mariano llama “experimentando con tu vida” y que comentamos con lo de la “manipulación de las emociones” de Facebook.

Relacionado: Ponga un analista web en su empresa

Causas y azares 28

Llega este “Causas y azares” a su edición número 28 como recopilatorio (casi) semanal de enlaces con las mejores lecturas que uno ha encontrado y compartido en twitter, la página de Error500 en google Plus o en los dos magazines en Flipboard. Ahí van los links:

  • Una de diseño de casinos para maximizar lo que le sacan al jugador en Vox. Las Vegas es el sitio más triste que he conocido.
  • Jóvenes, politizados y camaleónicos: algunas claves del éxito de Podemos en El Diario.
  • En Jot Down entrevistan a Joey Burns de Caléxico uno de mis grupos de la última década.
  • Leyendo a Max Schireson sobre por qué deja “el mejor trabajo que ha tenido”: el de CEO de Mongodb.
  • Sobre la posible cura del Ébola y el suero ultrasecreto, por Andrés Rodríguez.
  • En Salon, Walter Isaacson: “Innovación ya no significa nada, la ejecución lo es todo”.
  • Business Week y un excelente reportaje sobre el momento de Coca cola y sus desafíos respecto a la salud.
  • Ese impuesto que es la inflación. Por Versvs.
  • Así afectará a Internet la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. Por Pablo Romero en El Mundo.
  • Windows 9, esto es lo que sabemos hasta ahora. En Genbeta.
  • Las entidades de gestión cobrarán de las bibliotecas incluso si los libros prestados no tienen derechos. En El boe nuestro de cada día.
  • Jotdown sobre la genial e irrepetible “Little Britain”.
  • Reimaginando la vida en la ciudad en la era del coche autónomo. En Xataka.
  • Vuelve #EBE14 , se celebrará en Sevilla el 14-15-16 de noviembre. Lo cuentan en su blog.
  • Muy interesante sobre los números del NYT en The Atlantic, cuando uno de los mejores sufre en ingresos publicitarios…
  • Obama, diez años después. En Politikon.
  • En NYT sobre como el pago de rescates a Al-Qaeda por los gobiernos europeos les financia.
  • “No vas a leer esto”. Por Javier Pastor.
  • Wired y la historia del autocorrector.
  • ¿Cuándo seremos capaces de matar la gasolina como combustible para nuestros coches? En Xataka.
  • Sobre el “amor múltiple” / poligamia con una tímida defensa. En The Atlantic.
  • Lance Amstrong en el purgatorio, la vida “después de..” En Esquire
  • La Universidad: no es el dinero, señores. Por Víctor Lapuente.

Os dejo con un poco de Calexico, como no podía ser de otra forma

Añado una recomendación literaria, “La rubia de ojos negros” en la que Banville (alias Benjamin Black) recupera el personaje de Marlowe tras la petición de los herederos de Chandler. Nunca había sido tan feliz el encuentro entre el talento y el deseo de hacer caja: no sólo es la mejor novela negra de Banville, es que es un fantástico Marlowe. Muy recomendable (en Amazon).

Google News sí es Google y sí le genera ingresos

google-news-gaza2
Entre las críticas al Canon AEDE me he cruzado con este artículo de Mario Tascón, que viene a ser una defensa de Google News, a la postre principal objetivo de la nueva ley toda vez que el gobierno parece querer salvar a las redes sociales.

Afirma Tascón:

Google, como si sabe el resto del mundo, es el buscador que utilizamos un 95% de los españoles y Google News en cambio es una zona especial en la que uno, si llega y la utiliza, puede ver montones de noticias de diversos medios. Allí aparecen solo los titulares, y un pequeño resumen en algún caso, de unos 800 medios en castellano, de los cuales únicamente un 10% pertenece a AEDE, ya que el resto son medios digitales puros, radios, televisiones, blogs, etc… Tiene una (entre otras) curiosa característica: no hay ninguna publicidad por lo que la compañía de California no ingresa nada directamente por este servicio, ni siquiera hay un simple botón patrocinado.

Y aquí creo que hay dos errores. Google News es Google y le aporta un valor fundamental e imprescindible para ser competitivo al buscador: la información en tiempo real a través de los medios.

De hecho este ha sido en los últimos años el único punto en que otras opciones – primero Technorati con los blogs, luego Twitter – le han hecho sombra, el añadir la indexación rápida de medios y la integración de Google News en el buscador taparon un hueco clave para Google.

Por tanto el uso de la tecnología y los resultados de Google News no sólo aportan un gran valor a Google, también ingresos en tanto en cuanto esas búsquedas tienen publicidad y, en una segunda derivada, hacen que los usuarios valoren más el servicio y se les fidelice más.

Hay otros puntos en los que estoy de acuerdo con Mario – cada vez es más complicado distinguir entre un medio y un agregador porque todo medio tiene algo de agregador – pero no en estos puntos ni en la tesis principal de convertir Google News en un medio que nos lleva a un escenario en que el buscador abusa de posición dominante para sojuzgar otro mercado.

En definitiva creo que hay cierta confusión entre defender el derecho de cita, la no penalización de los enlaces, la coexistencia entre agregadores y medios y centrar el debate en Google cuyo funcionamiento – entiendo – tiene matices más allá del “en News no hay publicidad”

Nativos digitales y el uso de tecnología por niños y adolescentes

En Xataka, Contra el mito de los nativos digitales:

La división que hace es muy radical como suele ocurrir en los binomios. Blanco y negro. Una generación preparada para afrontar este nuevo mundo y el resto, los que quedan al otro lado de la brecha, intentando pelear y adaptarse a un mundo inhóspito donde además el autor del concepto de nativos digitales da a entender que se trata de tecnófobos que tienen que adaptarse en contra de su voluntad.

Bajo esta teoría, muchos han alabado a mi generación, a la que erróneamente se la ha denominado también como la más preparada de la historia. Sin embargo, la época del entusiasmo ciego por la tecnología y la falta de autocrítica ha desaparecido y el discurso obsoleto de Mark Prensky ha pasado a ser una pieza de un museo académico.

En el discurso alrededor de los nativos digitales un punto en el que caemos muy a menudo es el de hacer una transferencia inconsciente: como son duchos en manejar dispositivos entonces están más preparados para el aprendizaje, la producitividad y el trabajo con ellos.

Y este aspecto es el que, una y otra vez, la experiencia con ellos me desmiente cada vez más. Los niños y adolescentes desarrollan un excelente dominio de las herramientas tecnológicas a su alcance pero sólo para sus objetivos: el ocio y la socialización.

Una vez fuera de ellos, una vez aterrizados en el campo del trabajo, el aprendizaje, el consumo de información y medios y la productividad… sin rastro de esos nativos digitales.

Relacionado: No es tecnología, son competencias digitales

Nuestra adicción a sentirnos ocupados

En NYT, “Sin tiempo para pensar”:

Una de las mayores reclamaciones en la sociedad moderna la del
exceso de actividades, compromisos y obligaciones. Pregunte en cualquier reunión social y la respuesta estándar es “muy ocupado”, “desbordado” o “terriblemente ocupado”. Nadie está ya “simplemente bien”.

Cuando la gente no está muy ocupada en el trabajo, están locos por el
ejercicio, el entretenimiento o llevando a sus hijos a clases de chino. O
tal vez están terriblemente ocupados jugando al fantasy football, con la localización de su genealogía o batiendo su propia mantequilla.

Y, por supuesto, en cualquier rato muerto sacamos nuestro móvil para rellenarlo. Incluso en un atasco, incluso con gente al lado cuando no lo “cubre” lo suficiente.

Me ha interesado mucho el tema porque conozco bien la sensación. De hecho, en estos días de vacaciones, el gran cambio sería no la sustitución de actividades profesionales por otras más lúdicas con el mismo espíritu de “estar haciendo cosas todo el rato y contándolas” sino cambiar de velocidad, hacer menos cosas, pasar tiempo con otros y con nosotros.

Lecturas de verano 2014. Biblioteca Error500

Se dice que en verano leemos diferente, que se busca más el pasatiempo, la lectura corta, incluso la frivolidad. Uno, que casi nunca lee por entretenerse, lleva con cierto sufrimiento el elegir lectura para las vacaciones – que comienzo ahora, estaré algo más desaparecido del blog que de costumbre – y al menos quiero aligerar mi culpa con este artículo.

Se trata del post de las lecturas de verano 2014. Por un lado hay libros que recomiendo, por otro los que me gustaría leer y por último los que me han recomendado y que sumo a la pila. Allá vamos

  • Después de leer “El paraíso en la otra esquina” de Vargas Llosa me reafirmé en dos puntos: uno es de lo brillante que es el peruano (algo que recordaba de mis lecturas adolescentes de su obra) y otro es que ojalá consiga antes de ir a cualquier exposición de pintura leer algo similar a lo que hace Llosa con Gauguin en este libro. (Amazon). Del mismo autor en mis pendientes está LA Fiesta del Chivo y Conversaciones en la catedral, pero dudo que llegue a ellas este verano. (Amazon).
  • De los recomendados: Chejov y sus cuentos, cortos y deliciosos me dice alguien con más criterio que yo. Lo tengo de los primeros de la lista además se puede encontrar fácil en descargas gratuitas.
  • Caníbales y reyes” de Marvin Harris es un libro muy estimulante para acercarse a las explicaciones culturales/ambientalistas de las propias culturas. Capaz de cuestionar la idea de progreso a la par que postula la no superioridad de unos pueblos en lugar de otros mientras afronta temas como el canibalismo o el asesinato de niños en la historia (Amazon). Con un enfoque menos “marxista / materialsita” y más “cientifista” recomiendo mucho a Jared Diamond que ya ha aparecido por aquí y del que más pronto que tarde leeré su “El mundo hasta ayer” (Amazon)
  • Mil páginas no me echan atrás si las firma el gran Steven Pinker. “Los ángeles que llevamos dentro” ahonda en su tesis de que la violencia está declinando en nuestra sociedad a pesar de que tengamos la impresión de lo contrario. En mi lista desde hace mucho, espero que iguale al genial “La tabla rasa“.
  • El cisne negro” de Taleb lleva años siendo una referencia como ejemplo de escepticismo crítico con el status quo del entendimiento de la sociedad y de varias disciplinas, sobre todo la economía. Yo he llegado hace poco a él y lo encuentro bastante recomendable si uno tolera su tono resabiado (Amazon); en mi lista de este verano está su “Antifrágil” (Amazon)
  • La urna rota“, varios autores del blog Politikon. Tras años siguiéndoles este libro tenía que estar en mi lista de verano sí o sí (Amazon). En Nada es gratis lo unen a otros de la corriente del “nuevo regeneracionismo”.
  • Leyendo esta pieza de Jotdown volví a caer en la cuenta de que – por suerte – todavía no he leído todo lo de Bolaño. Mi siguiente asalto será con “Entre Paréntesis” (Amazon) aunque siempre estaré recomendado Los detectives salvajes.
  • Eichmann en Jerusalén” de Hannah Arendt. Hay muchas razones para acercarse a este libro al menos una vez en la vida, quizás la más importante es la revelación que supone leer sobre el holocausto con una inteligencia y una franqueza devastadoras, a años luz del simplismo y oportunismo con el que se mete hoy día en las conversaciones (Amazon). Una vez leído imposible no proseguir con la figura de la Arendt en la película que se hizo sobre el proceso de escritura de este libro y la polémica posterior.
  • Anatomía de un instante” de Javier Cercas. Cumple una función similar, qué diferencia leer a alguien brillante e informado analizar el golpe de estado del 23F y, de fondo, la transición española y las figuras más importantes de la misma (Amazon).
  • Gödel, Escher, Bach: Un eterno y grácil bucle“, de Douglas R. Hofstadter. Aunque sólo sea porque cuando creí comprender el teorema de Godel sentí una de las mayores satisfacciones de mi vida (Amazon).
  • Ha habido varias novelas últimamente entre mis lecturas que han conseguido el efecto “quiero leer mucho más de este escritor”: “Añoz Luz” de Salter (a Salter hay que leerlo pasado los 35 en mi opinión), “En la Orilla” de Chirbes (un libro oscuro, negro, una mirada sin compasión al estallido de la cultura del pelotazo, la corrupción y la burbuja inmobiliaria… pero también al ser humano, continuación de su “Crematorio”) y también libros que siempre recomiendo como una de mis novelas preferidas en muchos años, “Verdes Valles, colinas rojas” de Ramiro Pinilla o esa maravillosa obra como es “El Mar” de Banville. Nadie escribe como este hombre, nadie.
  • Y finalmente, libros que me han recomendado y que tengo que conseguir “cuadrar”: The moral landspace de Sam Harris (Amazon), un intento de llegar a la moral desde la ciencia que me hace recelar un poco; en la misma línea “Moral Origins” de Boehm (Amazon); “El enigma cuántico” (véase reseña); volver a Lem con “El invencible” del que me deslumbró Solaris y sólo me gustó “La investigación”; “The Martian” que parece un buen libro de evasión (aquí yo estoy abonado al gran Benjamin Black y tengo pendiente saltar a Lorenzo Silva); saldar mi cuenta eterna pendiente con “La Guía del Autoestopista Galáctico”, los ensayos del provocador Byung-Chul Han (creo que alguno caerá antes de fin de año) o abonarme a la lista de Gates.
  • No me llevo libros “profesionales” sobre internet, medios, tecnología, lo social online o publicidad. Si tuviese que recomendar uno, me quedaría con “Memecracia” de Delia Rodríguez (Amazon)

Tantos libros pendientes y tan poco tiempo… de hecho, si alguien busca alguna recomendación extra, por aquí tengo el histórico de libros comentados en el blog.

El canon AEDE y cómo un artículo como este me podría costar dinero

La reforma de la propiedad intelectual va camino del senado manteniendo el espíritu y la letra originales. Para celebrarlo voy a hacer un artículo de esos que esta ley penalizará, uno de enlaces a análisis con titulares que tanto me gustan y que con el Canon AEDE me podría acabar costando dinero hacer. Ahí van los enlaces:

  • Un resumen de lo acontecido ayer el Mundo, también imperdible la crónica en el HuffPo de la votación y los individuos que la ejecutaron en el congreso.
  • Ricardo Galli con un apunte personal como responsable del proyecto que quedaría más perjudicado por la nueva ley.
  • En GQ Quimicefa resume “la tasa Google o canon AEDE para dummies”; Julio Alonso habla del canon AEDE para todos.
  • Y también os dejo mi artículo sobre el tema, “Crónica del mayor robo a internet jamás perpetrado” en la que además comparto varios enlaces más sobre el tema.

Pronto tocarán vacaciones en mi lado. A la vuelta es posible que esta ley se apruebe y empiece a ser peligroso enlazar, citar y hacer artículos como los Causas y Azares.

Causas y azares 27

Llega este “Causas y azares” a su edición número 27 como recopilatorio (casi) semanal de enlaces con las mejores lecturas que uno ha encontrado y compartido en twitter, la página de Error500 en google Plus o en los dos magazines en Flipboard. Ahí van los links:

  • The Guardian y una nueva y polémica entrevista a Snowden.
  • El teléfono móvil ralentiza el servicio y la rotación de mesas en los restaurantes. En Xataka Móvil.
  • Una de gráficas que reflejan el momento y la trayectoria de Apple. En BI.
  • ¿deberían evitar los viajeros evitar las aerolíneas que han tenido accidentes en el pasado?. Por Nate Silver.
  • Guido Corradi responde al escepticismo sobre la suscripción / tarifa plana de libros.
  • La locura y manipulación de Russia Today. Por Andrés Rodríguez. Añado a Galli sobre la cuenta de twitter “Spainbusca”.
  • Los métodos contra la copia más bizarros de los videojuegos. En Vidaextra.
  • National Geographic sobre el hambre en… Estados Unidos
  • La contraseña está, finalmente, muriendo. WSJ.
  • ¿Debemos modificar el salario mínimo en España?. En EBS.
  • La triste historia de Sandy Allen, la mujer más alta del mundo. En Buzzfeed.
  • Miami ante el reto del cambio climático y la subida del océano mientras quienes la gobiernan lo niegan. En The Guardian.
  • Un mundial no vale una vida. Por Verónica Brunatti.
  • Clarín entrevista a Bauman: “Vivimos en dos mundos paralelos y diferentes: el online y el offline”.
  • Manuel Almeida, “Chalecos de prensa contra la libertad de información”.
  • GoPro: el camino desde ponerte la cámara en la cabeza hasta valer 2000 millones. En Xataka.
  • ¿Pueden los videojuegos ser deportes? En The Verge.

Esta semana me ha dado por recuperar ese genial homenaje a Turing de Hidrogenesse que es “Digito binario dudoso”, aquí una muestra

Y en la recomendación cinéfila de la semana, esta vez le toca a “Dallas buyers club”

Tesla y la carrera por la masificación del coche eléctrico

Tesla model S

Ayer Autoexpress adelantaba una exclusiva procedente de Elon Musk: habrá un Tesla Model 3 en 2017 (presentación en 2016) a un precio de 35000 dólares (presumo que antes de impuestos y ayudas) y con una autonomía de hasta 320 kilómetros.

Queda lejos de la autonomía del Model S, que ha sido el modelo capaz de sacar a los eléctricos del nicho de “segundo coche más urbano para pequeños trayectos del día a día”. 320 kilómetros dan para trayectos medianos sin agobios siempre y cuando venga acompañado de la red de cargadores que tiene Tesla en Estados Unidos y asumiendo una forma de conducir más “planificada”.

Y con todo ello creo que podemos leer mejor el movimiento de Tesla de compartir patentes con la industria. Su objetivo de futuro no pasa tanto por demostrar de lo que es capaz en gama alta con el Model S sino en conseguir la masificación del coche eléctrico y creo que cada vez son más conscientes de que eso no lo van a lograr sólos.

Más marcas y más actores (estaciones para recargar, fabricantes que lleven la recarga a todo tipo de estacionamientos) en el coche eléctrico podrían propiciar el efecto “subida de la marea” capaz de que todos los barcos – Tesla el primero – vayan hacia arriba. Mientras sigan liderando la ejecución en coches eléctricos y se mantengan los primeros en llevar más de 300 kilómetros de autonomía a un precio de 30000 euros parece la mejor estrategia.