Un «pequeño» problema para el comercio tradicional: acabar convertido en «showrooms»

Kindle Fire
Está siendo interesante observar las reacciones a la agresiva campaña de Amazon con su Price Check. Es algo que la tienda americana lleva tiempo empujando y de lo que hemos hablado bastante, usar internet en el móvil para comparar precios cuando estás en una tienda «no virtual». El giro que este año le han dado es que si en ese momento en que compruebas que en Amazon está más barato y hacer la orden online en ese momento en lugar de comprar en la tienda física, te hacen un descuento de cinco dólares.

El movimiento ha sido valorado desde muchos sectores como una competencia extremadamente agresiva de un gigante frente al pequeño comercio, como apunta esta columna del NYT. Además de eso, hay que tener en cuenta que sólo por la comprobación de precios, Amazon está captando una información de un valor extraordinario para ajustar los suyos y negociar con proveedores.

Sea como fuere, refuerza algo que ya están impulsando los outlets, el uso de tiendas físicas como escaparates, como showroom de lo que acabaré comprando online en un esquema en el que es muy complicado competir: poner la tienda, la atención, los costes derivados de un comercio físico… y perder la venta con quien se vale de los usuarios para saber mis precios y lanzarles ofertas.

Más información en Amazon sobre price check

Relacionado: Kindle Fire y lo que puede suponer para el mercado de tablets (y teléfonos)

Los comentarios están cerrados.