El tema del manifiesto del empleado de Google nos ha venido grande a los medios

Esto es el trabajo de días de mi compañero Javier Jiménez. No es tanto sobre el caso del manifiesto del empleado de Google como sobre el debate de fondo: si existe el dimorfismo sexual en el ser humano, si hombres y mujeres somos diferentes más allá del físico y en qué.

Esta pregunta a su vez, “abre” otras muchas: qué ciencia debe responder acerca de la naturaleza humana, por qué los consensos actuales en biología, psicología y sociología responden de manera diferente. Se podría seguir durante días: si la evolución termina cuando aparece el ser humano en el que todo es social por la plasticidad de su cerebro o por el contrario nuestra mente sigue siendo en parte un juguete de los incentivos evolutivos; cómo explicamos los universales que se detectan en todas las sociedades y cómo se llega a una consilencia científica en la que encajan lo que sabemos a través de la genética, la psicología y sociología (cuando se practican con un método científico), la antropología, la etología, etc, etc….

El tema del manifiesto del empleado de Google nos ha venido grande a los medios, a los tuiteros y, sospecho, a todo bicho viviente que se ha metido en él. Y lo hemos capeado con lo que teníamos a mano: ideología, el mejor atajo para cuando la realidad es tan compleja que nuestra misión (contar la verdad) está muy por encima de lo que somos capaces de explicar.

Apunte adicional: algo que refuerza las explicaciones “culturalistas” es que es mucho más fácil para un periodista, incluso para los que suelen tratar con temas de ciencia, el crear un relato con ellas, llegar a conclusiones fáciles y simples, con una causa clara. ¿Que por qué hay tal desigualdad? Porque hay una cultura de la discriminación que [aquí viene un ristra de interpretaciones, algo parecido a hechos y citas seleccionadas para que encajen en el relato y el trabajo de contar el mundo se reduzca a lo que a la mayoría de periodistas actuales nos gusta hacer, comentario de texto]

Masterpass: así es la nueva experiencia de compra #ofrecidopor Mastercard

Masterpass de Masterc

Entre las barreras a la compra online los expertos en comercio electrónico suelen subrayar dos que se dan en el momento del pago: la desconfianza a dar los datos de la tarjeta a páginas por no estar convencidos de que sea una transacción segura y, cuando no sucede eso, la escasa usabilidad a la hora de comprar por tener que repetir cada vez muchos datos y rellenar múltiples formularios.

Masterpass es fácil de definir: aporta una experiencia de usuario que se integra en los comercios electrónicos para que con un click se pueda realizar la transacción.

¿Qué nos ahorramos? Volver a registrarnos en cada sitio web o rellenar formularios con los mismos datos una y otra vez; nos ahorramos también tener que recordar una nueva contraseña puesto que usaremos la que ya tenemos con el banco. Es más, gracias a Masterpass podremos agrupar todas nuestras tarjetas en un solo lugar: de esta forma la experiencia de compra online se resume en pulsar en el botón “Pagar con Masterpass”, introducir el usuario y contraseña de nuestra entidad y seleccionar la tarjeta de pago que queramos utilizar.

Para saber qué entidades ofrecen ya Masterpass podemos ir a su web, donde también podremos informarnos acerca de aquellos comercios más destacados que lo aceptan. Para conseguir nuestra cuenta sólo tendremos que iniciar sesión con el usuario y contraseña de nuestro banco y violá, de la seguridad de todo el proceso se encarga Mastercard.

Y como todo se entiende mejor si nos lo resumen en vídeo, os dejamos con una pieza en la que se explica por completo cuál es la filosofía y el funcionamiento de Masterpass

Si todo va cifrado, Alphabet ya no necesita tanto a Google Fiber

Logo Chrome

La última beta de Chrome comenzará a marcar las páginas HTTP como no seguras si recopilan contraseñas o información de tarjeta de crédito. No es el primer paso, yo empezaron a empujar a los creadores de páginas utilizando el cifrado como una ventaja a la hora de posicionar (con efectos medidos, por cierto)

Este movimiento no es sólo una mejora de seguridad para el usuario (ahí está también Firefox) con una ventaja indirecta para Google: a más confianza en online, más uso de internet, más compras, más inversión en publicidad; esta apuesta por cifrar las comunicaciones supone que lo ahí sucede permanezca ofuscado a las operadoras.

De esta manera las pretensiones de Telefonica y cía por cobrar por la existencia de servicios “over the top” sobre sus redes en función del uso o del negocio de estos resulta impracticable: la teleco no puede saber si hemos alquilado una película en Youtube o estamos viendo vídeos en Marca. A partir de esto, proyectos como Google Fiber pierden importancia (ahora congelado), añaden menos valor para Alphabet como grupo y resulta más fácil evitar las enormes inversiones que supondría ser un operador que pueda liberarles de la intermediación de las actuales telecos.

La guerra entre Facebook y AdBlock Plus

Adblock Plus

Está el verano interesante. No sólo por la incertidumbre política y las olimpiadas, en el terreno de las plataformas, la publicidad y los medios online tenemos toda una guerra abierta entre Facebook y AdBlock Plus.

El resumen de movimientos lo tenemos en este artículo de Anna Martí, en Verge encontramos el último parte del enfrentamiento. En las plataformas oficiales de ambos – Facebook y AdBlock Plus – los comunicados corporativos aludiendo a cómo sus respectivos movimientos son para el bien y la felicidad de los usuarios.

Lo más interesante del escenario actual, en mi opinión, no es tanto el aspecto técnico, que parece una carrera en la que cada día uno responda al movimiento del otro (hay uno, definitivo, que sólo puede dar Facebook: bloquear el acceso a quien venga con bloqueador de anuncios), sino la variable de negocio. La declaración de Facebook de que “no va a pagar a adblockers para estar en listas blancas” es un mensaje muy contundente en la industria a sabiendas de que Google paga y pone en peligro la viabilidad de negocios como el de AdBlock Plus que se basan precisamente en eso. De hecho con un Facebook disparado en el móvil donde al controlar más la experiencia dentro de su aplicación esto no afecta a su mayor vía de ingresos, parece un aviso de futuro algo en lo que le vaya la vida.

Puedes tener el favor de los usuarios porque estás aportando algo que ellos quieren (bloqueo de la publicidad), pero si tus ingresos provienen del sector publicitario, tus clientes a la postre son Google, Microsoft, Yahoo, Twitter… y Facebook. De hecho, como negocio, AdBlock Plus está en el de la intermediación publicitaria (muy diferentes son las aproximaciones de otros como uBlock).

De momento ambos han marcado posiciones claras: AdBlock Plus daría la bendición si Facebook paga (antes auditarían y certificaría que las piezas de Facebook no “abusan”), los de Zuckerberg dicen que no pagan y que ganarán la guerra tecnológica (es una partida interesante, porque si bien Facebook tiene más músculo y talento, el terreno de juego es lo que se ejecuta en el navegador del usuario y ahí no tienen tanto control). De quien salga más fuerte de este choque puede depender el modelo publicitario de la web, que es como decir el modelo para medios, plataformas y contenidos del futuro. Al menos, hasta que entren más fuerte las telecos.

De un servidor: Un editor frente al bloqueo de anuncios en internet

Hablando sobre la transformación digital de los medios

En el pasado Zinc Shower anduvimos conversando en una mesa redonda sobre la transformación digital de los medios con María Ramírez (El Español), Tomás Fernando Flores (Radio 3), Andrés Rodríguez (Spain Media), Olga Florez (Mediaset) con Ramón Puchades como moderador.

¿Y qué tiene que decir uno sobre transformación digital de medios si uno está en una empresa de publicaciones 100% digital? Pues debería tener mucho si me creo la tesis que defiendo: es probable que en algunos aspectos estemos en una situación más peligrosa que los tradicionales.

“Vamos a poder diseñar quienes queremos ser” #ofrecidoPor Toyota Prius

Del directo que os anunciamos hace algunos días y de la conversación de Neil Harbisson sobre su proyecto y con / sobre Toyota Prius hay un primer vídeo con el que nos quedamos.

El discurso de Neil gira en torno a la tecnología y su uso de forma consciente para mejorar la vida de las personas y el medio ambiente, con un punto de optimismo muy importante. “Vamos a poder diseñar quienes queremos ser” es un titular que viene de su experiencia cyborg pero que también encaja con el momento de la tecnología, tanto digital como en la del Prius que anuncia en concreto (ej se suele conocer poco que este Toyota incorpora 22 sensores para personalizar y adaptar el funcionamiento).

Os dejo con otros dos vídeos en los que sigue el mensaje de Neil Harbisson y su búsqueda del encaje entre humano y tecnología, sobre como el Prius encaja en este mensaje de hibrídación y búsqueda de mejora.

13 de Mayo: conversación en Facebook en directo con Neil Harbisson #ofrecidoPor Toyota Prius

Neil Harbisson Toyota Prius

Para anticipar el advenimiento del nuevo Prius los de Toyota España han preparado un encuentro en Facebook que tendrá lugar el próximo 13 de Mayo a las 18:30 (hora peninsular). Se trata de una conversación en directo con Neil Harbisson que es nada más y nada menos el primer humano cyborg reconocido por un gobierno.

La aproximación de Harbisson al tema cyborg es mitad artística mitad por necesidad. Neil sufre acromatopsia, una limitación visual que sólo le permite ver en escala de grises. En 2004 se implantó una antena permanentemente en su cabeza que le permite oír las frecuencias del espectro de luz incluyendo colores invisibles como infrarrojos y ultra violetas”, así como conexión a internet que le permite recibir imágenes, vídeos, música o llamadas telefónicas directamente a su cabeza. Actualmente hay 5 personas en el mundo, uno en cada continente, con permiso para enviarle imágenes, sonidos o vídeos directamente a la cabeza.

Así que como veis habría mucho que preguntar a Harbisson, empezando por su relación con un coche como el nuevo Prius (quizás lo unan a partir de la naturaleza híbrida del coche de Toyota). En Error500 participaremos con una pregunta en el streaming, allí nos vemos.

Whatsapp son protocolos de comunicación, Facebook Messenger es una plataforma

Whatsapp en el móvil

Con la emergencia del hype alrededor de los bots (en general y con Facebook como protagonista en particular) se ha reabierto el debate “para qué quiere Zuckerberg Whatsapp, por qué pago, cómo convive con su Messenger y cómo van a hacer negocio con él”.

Varias de las ideas alrededor de esto – bien resumidas en este artículo de El Confidencial – apuntan a que a donde debemos mirar a ese fenómeno brutal que es WeChat en Asia: inflar la aplicación a funcionalidades y opciones de manera que esté ahí desde la atención al cliente al comercio electrónico. Y aquí tiendo a coincidir, pero sólo en parte: ese es el plan con Facebook Messenger, ser el WeChat de occidente, pero no para Whatsapp.

Si atendemos a los últimos movimientos de Whatsapp y a los que vienen en los próximos meses, el plan con este servicio de mensajería dista mucho del que han presentado para Facebook Messenger: nada de apps encima, nada de bots o canales de marcas y medios, nada de convertirlo en una plataforma y añadirle excesiva complejidad. El plan con Whatsapp es abarcar las funcionalidades que un teléfono móvil necesita tener para ser un teléfono conectado, todas aquellas que articulan la comunicación personal en texto, voz y vídeo.

Whatsapp más pronto que tarde servirá para la mensajería instantánea, para la voz, para la videoconferencia, para la videconferencia en grupo… y añadirá un valor extra en cada uno de ellos respecto a lo que puede dar la teleco basada en estándares: fotos y vídeo en mensajería gratis es lo más evidente, pero el terreno que tienen por delante a la hora de mejorar en cada campo a la versión “de stock” que operadoras y fabricantes ofrecen está ahí.

¿Y el negocio? El hacer Whatsapp gratis a menudo se ha interpretado como una puerta abierta a “cobrarán a los negocios”. Hasta ahora no he visto movimiento alguno de Facebook que confirme que ese será el camino; más bien creo que el objetivo es sustituir en el teléfono a medio / largo plazo a los servicios de comunicación de las operadoras. Y ahí el negocio por un lado está en aquellas comunicaciones que son de pago hacerlas más baratas (a lo Skype) y también el de empezar a pensar que los fabricantes acaben dando por defecto las comunicaciones de sus teléfonos a Whatsapp… y que eso tenga un precio.

PS: he usado “protocolo” en un sentido laxo de forma intencionada. Whatsapp es la app y la infraestructura, y su protocolo es cerrado y propietario… lo que nos lleva a que en un futuro pueda acabar siendo regulado.

Los bots como las nuevas aplicaciones, la mensajería como la nueva plataforma

tay-microosft

He estado en la Build de Microsoft de este año, en la que en la parte de producto lo sexy se ha ido hacia el soporte de la consola Linux en Windows 10 y que en la parte estratégica ha tenido mucho recorrido.

Sobre ese lado he escrito un análisis en Xataka, “En el futuro será la línea de comandos: sobre los bots como las nuevas apps y el chat como el gran interfaz” no sólo sobre el movimiento y el discurso de Microsoft, sino sobre la expectación brutal que hay en el sector acerca de bots, procesamiento del lenguaje natural, inteligencia artificial…

El Toyota C-HR en el salón de Ginebra #ofrecidopor Toyota

En estos días iré compartiendo fragmentos más cortos de productos y servicios que me han interesado. En esta edición #ofrecidoPor Toyota, el C-HR

El Toyota CH-R es la apuesta en SUV que trae uno de los elementos que puede hacer todavía más atractiva la catgoría: un modelo de motorización híbrida

Os dejo con la presentación edición holograma que me han enviado, más el vídeo desde el salón de Ginebra

Un vídeo publicado por Antonio Ortiz (@error500) el

Más información en Motorpasion