«El software se comerá al comercio tradicional»

Kindle Fire

No lo digo yo, lo dice Marc Andreessen, que no pasa por ser un bocazas ni un vendedor de humo sino uno de los grandes emprendedores e inversores de la historia de la web.

Cuando publicó «Why Software Is Eating The World» ya reflejó su línea de pensamiento: la capacidad transformadora del software en los negocios, la sociedad y la cultura llevaba a que fuesen compañías tecnológicas las que a la postre acabarán dominando cada categoría.

Antes del comentario inmediato que a muchos nos provoca este tipo de afirmaciones – «la compra es un acto social, nos divierte y nos gusta hacer cosas offline» – tendría en cuenta que el negocio tradicional no sólo necesita que a veces nos guste ir de compras, sino que precisa de que el volumen de ventas sea alto… y si al final nuestro porcentaje de adquisiciones por internet es muy alto, no deberíamos esperar que la tienda de abajo siga abierta cuando vayamos a buscarla. También empezaría a pensar que hay un campo de exploración muy amplio en ofrecer experiencias que sustituyan el acto social y offline de ir de compras.

Sobre este tema, recodar varios artículos: El futuro de las librerías es…, Showrooming: los números del coste para el comercio del cliente con smartphone, Si dirigieses El Corte Inglés o Mercadona ¿apostarías todo a digital?, Un “pequeño” problema para el comercio tradicional: acabar convertido en “showrooms”

4 comentarios en “«El software se comerá al comercio tradicional»

  1. La gente encuentra mas comodo ir de compras al super, decatlon, ikea o medimark que a la tienda tradicional y esperar a que te atiendan, a que le expliques tu pelicula al vendedor y te enseñe algo que igual hasta te lo deja tocar un poco. Eso es un hecho y no hay vuelta atras.

    Con internet, pues pronto 3/4 de lo mismo. Tiempo al tiempo.

  2. Hola Antonio,
    no digo que Marc Andreessen sea un vendedor de humo pero tampoco le voy a dar toda la razón. Creo que la clave está en el enfoque que le des al comercio tradicional… dejemos de lado las grandes superficies.

    Caso 1. Vas a una tienda y preguntas por un artículo que o bien no encuentras o la info que hay expuesta no es concluyente y el vendedor te responde con un «si no está ahí es que no hay» o bien te recita las características de memoria del artículo. La probabilidad de compra se desinfla porque el vendedor (me gusta el termino asesor) no hace bien su trabajo y el cliente se marcha con las manos vacías. Este comercio desaparecerá sí o sí… a no ser que tire los precios y en internet seguro que hay alguien que vende más barato así que esta técnica no le vale nada más que para liberar stock pero no gana NADA.

    Caso 2. Mismo cliente del caso anterior que recibe ahora un trato personalizado, resolución de dudas, más info de la esperada y el vendedor ha sabido ganarse la confianza del cliente. Este comercio al margen de la guerra de precios que hay en internet podrá prevalecer por el valor añadido que es su comercial/asesor.

    En internet todos buscan ganar la confianza del usuario cruzando comentarios con valoraciones, testimonios de clientes satisfechos, cookies que te rastreen y muestren tus gustos, chats en vivo para que exista el contacto directo y presencia en redes sociales que acerquen cliente y comercio… el caso 2 ya tiene esto y si juega bien sus bazas tendría también un escaparate online que potenciara su negocio offline. Si los comercios saben adaptarse a esto, el software será lo mismo que contratar a un escaparatista y a un personal shopper. Todo en uno… el problema es que falta cultura para este tipo de enfoque en muchos comercios, que desgraciadamente tendrán que desaparecer.

    Saludos,
    Jose Aguilera

    1. Yo también tengo mis dudas Jose

      una de ellas es cómo encontrar un valor añadido que justifique no competir en precio, entiendo lo que dices de asesoramiento pero no tengo claro que ese asesoramiento no pueda hacerse online, como luchar contra el «showrooming», etc… en todo caso, crítico que el comercio tradicional encienda una alarma si no quiere ver como internet, como a tantos, se los come (si no por completo, sí en parte)

  3. Hay que adaptarse al medio, esto está claro. El enfoque que hay que trasmitir a los dueños de estos negocios es que internet debe ser para el comercio tradicional un escaparate más que cuidar… más allá incluso, una sucursal diría yo.

    De esta forma, destinar un esfuerzo económico constante de inversión para construir una buena plataforma web que identifique los valores de tu comercio tradicional, que te permita asesorar a los clientes tal y como los tuvieras delante (efectivamente esto es posible con implementaciones tan sencillas y económicas como un chat con zopim… para empezar) o que muestre la diversidad de tu catálogo con buenas fichas de productos, fotos y descripciones. Si a eso le sumas una forma de pago sin trabas, una buena política de devolución de productos y garantías, campañas de fidelización de clientes, etc… al final esto debe traerte una vía más de entrada de dinero en caja, y además las 24h del día.

    El tema es cómo hacerle ver a un «tendero» que no vale con hacer una web tipo 1&1 de la misma forma que a él no le vale con contratar a cualquiera para que atienda a sus clientes y toque su caja. Hay que romper tópicos y educar, ni webs de 150€ ni webs de 10mil €. Buscar soluciones intermedias y empezar a trabajar para hacerlas crecer con responsabilidad.

    La tecnología e internet deberían verse como un aliado más para la venta no como el demonio que arruine mi negocio.

Los comentarios están cerrados.