Auge y caída de los pioneros del smartphone

Nokia n95 vídeo

De este artículo en el que llamaba «teléfono total» al Nokia N95 y estos otros dos que he escrito hoy sobre la compra por Microsoft de la división de móviles del fabricante finlandés y cómo queda el sector tras ella han pasado siete años.

No quiero aburrir intentando glosar todo lo sucedido, para eso está el archivo, para reflejar el auge y caída de los pioneros del smartphone. Y es que estos tiempos no sólo son los del final de la marca Nokia, del fin del proyecto de la compañía que otrora fuese reina indiscutible del sector, también estamos ante el ocaso de otros viejos rockeros. Motorola también fue comprado por otra compañía de software, mientras que Blackberry pasa por los momentos más difíciles de su historia.

Decíamos hace poco que el móvil no es país para viejos, refiriéndonos a los intentos de reciclaje de algunas marcas clásicas del sector PC. El mercado de los smartphones no perdona un año malo, varios seguidos son una catástrofe. Y los inventores del smartphone – Nokia, también RIM / Blackberry – no estaban preparados ni cultural ni estratégicamente para pasar tantas temporadas en el infierno.

Se va también, ay, una marca con la que uno empezó a escribir de móviles y electrónica de consumo. La primera que consiguió que gastase una gran cantidad de dinero que me costó sudores ahorrar en un teléfono de gama alta, la gran estrella europea en un mundo entonces tan americano y ahora también asiático. Nokia soñó y ejecutó un teléfono que era un ordenador, que tenía GPS y mapas, que podía hacer fotos y conectarse a internet. Ahora a su gente le tocan tiempos difíciles, ojalá su espíritu y capacidad florezca allá donde vayan, sea en Microsoft, sea en cualquier otra parte.

8 comentarios en “Auge y caída de los pioneros del smartphone

  1. Es que Nokia tenía muy, pero que muy buenos teléfonos. Quizá por eso se equivocaron tanto apuntándose a Windows Phone. Con el buen hardware que sabían fabricar, y el buen nombre que tienen, si se hubieran sumado a Android, habrían eliminado la componente software (queda siempre «la capa» del vendor, pero es mucho menos) y se habrían medido a los demás por hardware, que era su punto fuerte. Se equivocaron, y como decíamos de pequeños jugando al fútbol, «quien perdona pierde».

    1. Pues yo creo que no. La única oportunidad de Nokia con Android se podía haber dado al inicio del sistema, cuando Samsung no era el monstruo que es ahora. Pero por esa época Nokia iba bien y seguían negando que el iPhone había cambiado las reglas del juego.

      Cuando decidieron implementar WP era porque necesitaban ser diferentes. El mercado de Android ya estaba saturado, con Samsung acaparando la mayoría de las ventas, y a eso añade que Nokia en EEUU nunca ha vendido demasiado. La decisión fue valiente y yo creo que les estaba saliendo bien, pero Microsoft no podía permitirse una Nokia débil, así que decidieron sacar a pasear los dólares en lugar de perder todo lo invertido en WP.

      Veremos que depara el futuro, pero yo creo que esto fortalecerá a WP, cosa que es buena para el resto de usuarios. Cuanta más competencia, mejor.

    2. Que pesaditos estos que en cada publicación comentan que quieren ver Nokia con Android o que hubiese sido lo mejor, etc. Ya pueden cortarla, a aver sin con la compra de gran parte de Nokia por MS se dejan de joder con esos comentarios que ya molestan y no aportan nada de nada.

      1. Tu comentario es un gran aporte, sin duda. Este blog estaría mejor solo con tus comentarios, que son pura transmisión de ideas y conocimiento 🙂

  2. En definitiva es la evolución que permite progresar, seguro que Nokia y Microsoft darán batalla en el tema y el resultado quizás sea algo nuevo que deje obsoletas otras aplicaciones. «Cuando se siente herida la ostra hace una perla». Me gusta pensar que nos sorprenderán.

Los comentarios están cerrados.