Youtube como última ventana de explotación para cine y televisión

youtube XL

Hace unos días se publicó en El País una noticia no demasiado noticia (si me permiten la expresión) por el anuncio de una especie de acuerdo entre productores españoles y Youtube sobre algo que lleva años en marcha, Content Id / Video Id y detección de vídeos con copyright en el sitio de Google y la posibilidad de reclamarlos y bloquearlos.

El caso es que lo que sí creo que es interesante es que desde el cine, la televisión y también la música empiecen a ver valor en que los usuarios compartan parte de sus contenidos (fragmentos de audiovisual) o hagan incluso obras derivadas (fans que montan clips con sus canciones). No sólo porque la identificación del propietario de los derechos permita que los ingresos publicitarios en Youtube vaya para ellos (Justin Bieber se debe estar forrando gracias a los millones de fans que suben vídeos con su música) sino porque alcancen a entender que estos clips les dan visibilidad y generan comunidad alrededor.

Es más, para el cine y la televisión Youtube puede ser entendido como un elemento más en la cadena de ventanas de explotación. Una vez agotado el resto (ya pasó por tele en abierto y suscripción en internet, las ventas de DVD son marginales), el tenerlo colgado en Youtube ofrece a quien tenga un catálogo amplio ingresos recurrentes a partir de contenidos ya amortizados y que no generaban nada. Eso descontando que, en todo caso, alimentar Youtube supone restar tiempo de consumo de las otras ventanas, aunque creo que esta cuenta es difícil hacerla para la insutria en su conjunto.

Relacionado: Si no mejora la ventana de explotación, no vamos a tener un Spotify de cine y tele, Cine, tv e internet: entre el “mito de Netflix” y el modelo para que la gente pague por contenido