Willwarn, redes malladas en los autómoviles

Alfa brera

Convertir el coche en un router Wi-Fi, eso es lo que pretende el programa de investigación WILLWARN (Wireless Local Danger Warning), en el que participa DaimlerChrysler. ¿Y esto para qué? Pues para poder enviar información (meteorológica, estado de las carreteras, accidentes, retenciones) a otros coches en un radio de 500 metros. La gracia del asunto es que entre los vehículos se crearía una red mesh o mallada (ya hablamos de ellas con lo de Google invierte en Meraki y las redes mesh) por lo que la información se seguiría propagando de un coche a otro y así tendríamos datos sobre nuestro recorrido antes de salir, siempre que exista una conexión de vehículos Wi-fi hasta él.

La idea está bastante bien, sobre todo en entornos urbanos de mucha densidad de circulación, y resultaría una solución de muy bajo coste para los beneficios que puede proporcionar. De hecho muchos de los sensores necesarios para obtener la información están ya incorporados en los vehículos. El principal obstáculo es la interoperabilidad, el que todos los fabricantes se pongan de acuerdo en un estándar de intercambio de información, aunque el hecho de que forme parte del programa europeo Prevent debería ayudar.

Vía Ars Technica