Twitter y su gran problema de retención de usuarios

Twitter, seguidores falsos

“Sólo el 11% de los usuarios que entraron en 2012 siguen tuiteando”, apunta WSJ a partir de datos de Twopcharts. Más aún, de las 1.500 millones de cuentas, 995 siguen “existiendo” pero solo un 13% ha tuiteado en los últimos 30 días.

De las dos estadísticas, la más preocupante es la primera. Es más, no creo que lo que refleja la segunda – que es un entorno productor/consumidor como todos los relacionados con la información el contenido – les preocupe seriamente si al menos los “pasivos” entran a leer.

Sobre la primera, Quartz recoge una encuesta sobre “por qué la gente se quita de Twitter” que curiosamente nos retrotrae a debates de 2008, cuando nos preguntábamos si Twitter era para el gran público.

Seis años después Twitter tiene ese gran problema de retención de usuarios y sus últimos movimientos / pruebas apuntan a que la dirección que tienen pensada es la de “eliminar ruido” del “timeline” ya sea por selección del usuario (probaron con enseñar por defecto sólo los twits de nuestros usuarios favoritos), por dar más visibilidad a la parte de “descubrimiento” (ya han empezado dándole más visibilidad en la aplicación Android).

Y luego están las dos tentaciones, apostar por la mensajería como una funcionalidad estrella o quitar el tiempo real y presentar la información ordenada según un algoritmo que mida la relevancia. Curiosamente cualquiera de estos dos caminos les llevaría a parecerse más a Facebook, que justo hace unos años sufría la crisis de identidad de querer parecerse a Twitter y, al menos en la parte de poner en portada el tiempo real de todos los contactos, daba marcha atrás para dedicarse a ser Facebook.

Relacionado: Twitter y las dudas sobre el techo como plataforma

3 comentarios en “Twitter y su gran problema de retención de usuarios

  1. Creo que mucho se podría definir como que entrana Twitter por su ídolo/cantante/actor y se dedican a seguirle a él. Al menos es lo que veo en los adolescentes

  2. A mi me parece que esas cifras están también contaminadas por muchas cuentas “falsas” que se abren para una ocasión determinada, o para trolear anonimamente. Hay mucha gente que tiene una cuetnta de twitter para uso personal, y otra para el trabajo o la vida pública (ojo, que esto pasa también en Facebook o en G+)

    Quizá lo que deberían hacer es “creerse menos” sus propias cifras y limitarse a analizar las pautas que muestre el tráfico real que sí tienen. Ya se que mola mucho decir “Tengo nosecuantos millones de usuarios”, aunque resulte que para llegar a esa cifra has contado hasta a los que se murieron hace décadas (esto lo hacen mucho Telefónica y Canal+, por ejemplo).

    Ya se que estas empresas tienen su modelo de negocio y su marketing basado en el número de usuarios registrados pero creo que, por su propio bien, deberían limitarse a contar las cifras de usuarios con un mínimo de actividad, y no considerar como usuarios “válidos” a cuentas falsas, cuentas que no se usan porque el usuario perdió el teléfono móvil, cuentas abiertas para un evento concreto, o cuentas abiertas por troles para desbarrar.

    Resumiendo, que creo que no hay que hacer las estadísticas como le convenga a uno, sino que hay que hacerlas de forma que se correspondan con la realidad.

    Salu2 y perdón por el “tocho”
    Klausete

  3. Pues si quieren mas usuarios deberían comenzar eliminando esa anticuada, innecesaria, repelente, abyecta, vomitiva, mugrosa, maldita, diarreosa, estercolera, inmunda, malnacida, pudenda, apestosa, cabrona, maricona, huevona, pendeja, tarada, cancerígena, jodida, culeada, gilipollezca, pelotuda, retardada, inútil, mongola, burda, estúpida, insulsa, putrefacta, traicionera, indigna, chupapolla, soplahuevos, infecta, nauseabunda, cochambrosa, cochina, infame, ruin, rastrera, degradada, descerebrada, zopenca, zafia, pútrida, engreída, esquizofrénica, granulienta, infeliz, profana, calamitosa, deficiente, cretina, lela, ridícula, petarda, capulla, pelmaza, zoqueta, turra, mama huevos, ojete y atorrante limitación de 140 caracteres.
    Hace 5 o 6 años seguro era muy útil para quienes recibían twits a través de SMS pero ahora todo mundo tiene smartphones, por lo que no hace falta mantener los dichosos 140 caracteres (la verdad nunca le vi el sentido de limitar tanto el texto).

Los comentarios están cerrados.