Publicidad y modelos de negocio en videojuegos

videojuegoHoras en la pantalla. Televisión frente a navegación web y las dos frente a los videojuegos ¿quién aglutina más horas en las pantallas de los usuarios? ¿Y quién consigue mayor atención para los anuncios? ¿Y mayor posibilidad de adecuarlos a los intereses del usuario? Volumen y efectividad son las dos variables que andan en juego.

Si bien en la web Google lleva la delantera a sus competidores, en la publicidad embebida en los videojuegos, es Microsoft quien – desde la compra de la empresa de product placement en videojuegos Massive Inc – tiene las mejores cartas en su mano. Ya se anuncian los primeros títulos de EA (UsaToday, vía NetAdBlog) que van a tener publicidad dinámica y contextual (que dependerá de la situación geográfica del usuario) gracias a su sistema en XBox360 y PC Windows. Si un europeo está jugando al Need for Speed Carbon, aparecerán anuncios de automóviles de su mercado y si es un estadounidense, pues del suyo. Partiendo de que la temática del videojuego ya acota bastante los intereses del usuario, este tipo de publicidad se plantea como muy efectiva.

Siendo esto interesante, creo que puede abrir puertas a modelos de negocio alrededor de los videojuegos no basados en el pago por copia ni en el pago por suscripción de los juegos online. Si funciona, lo que interesará a Electronic Arts y Microsoft es tener al máximo número de usuarios jugando y viendo anuncios, por lo que una rebaja del precio (incluso regalar) les podría resultar rentable. Es más, si uno ha pagado por un título ¿no lo está pagando una segunda vez al tener que tragarse la publicidad embebida? El problema estaría en que un usuario recibiese la copia gratis y luego jugase no conectado a internet, con la imposibilidad de servirle anuncios, ¿copias gratis que exijan estar conectado para funcionar? Quien sabe si al final nos van a acabar regalando el PCFutbol (reconozco que es de los pocos juegos que compro cada ño) a cambio de ver las vallas de los partidos.

Los comentarios están cerrados.