Nadie te protege de la publicidad como Facebook, de la publicidad que no les genera ingresos, claro

Facebook páginas y publicidad

En uno de esos comunicados delirantes, Facebook se postula para salvar a sus usuarios de esas malvadas páginas que les envían promociones, les sugieren aplicaciones a instalar o les invitan a participar en concursos.

Páginas a las que los usuarios se han suscrito, por cierto. Páginas que han gastado mucho dinero en publicidad en Facebook para conseguir seguidores, por cierto. Páginas que las marcas deben empezar a tomarse como paid media y no como own media, algo que con este comunicado queda cristalino: quien quiera llegar a «sus seguidores», tendrá que pasar por caja. Porque claro, de la publicidad que sí genera ingresos a Facebook no hace falta proteger a los usuarios.

3 comentarios en “Nadie te protege de la publicidad como Facebook, de la publicidad que no les genera ingresos, claro

  1. Sobre la cuestión de Facebook y la publicidad creo Antonio que hace mucho que debemos dejar de hablar como un lamento: ¿por qué una y otra vez volvemos a hacer que nos caemos del guindo cuando sabemos que. de forma estructural, esto tenía que pasar y que viene pasando desde que empezó? El calificar de «owned media» a algo que no está en tu servidor ni en tu dominio es un autoengaño que está durando demasiado. No lo es, nunca lo fue, nunca lo va a ser: Facebook es una vaya publicitaria, es su negocio, es legítimo, alguien tiene que pagarlo. Pero siempre supimimos (¿o no lo supimos?) que el cuento de las comunidades online y el bla, bla, bla de que todo el mundo tenía voz en internet porque abría su cuenta de Facebook (¡y de twitter!) era una falsedad. A las marcas se la han negado porque es meridiano ya que se trata del mismo negocio que la televisión con su misma arrogancia monopolística: si la televisión es el negocio de generar datos de audiencia para venderlos a los anunciantes, Facebook es lo mismo pero con una estructura de datos muchísimo mejor para seleccionar públicos. Si la televisión es «gratis» para que alcance a toda la población, Facebook también lo es hasta que quieres que te vean. Y no puede ser de otra forma. A Facebook le queda que su poder dominador no le genere la tradicional antipatía que generan los grandes dominadores y no sería el primero en dejar de ser cool y que mucha gente busque otros espacios para hacer cosas más interesantes. La parte buena es que el mensaje de algunos locos que siempre hemos dicho que si quieres tener voz y presencia en la red la debes construir desde tus medios, adquiere más sentido cada día.

  2. Añado y perdón por repetir o alargarme: las propias marcas son culpables porque también han concebido sus páginas como «vallas grauitas». No, no me interesa generar interés, me interesa bombardear con mis ofertas y nada que no conduzca a pedido me interesa. El cuento del 2.0 iba de evitar, precisamente, la presión publicitaria y el mensaje «surrealista» ¿Y en qué ha terminado todo? En lo mismo de antes por otros medios. Ahora hay que ver qué sucede.

Los comentarios están cerrados.