La base de datos de ciudadanos que consumen porno online made in Cameron

Reino Unido censura

Hoy hemos tenido un intenso debate sobre la propuesta de Cameron en Reino Unido para que los proveedores de internet censuren el porno por defecto. Los ciudadanos que quisiesen acceder deberán solicitarlo explíciticamente (opt-in) en lugar del mecanismo que se había planteado hasta ahora, de activación del filtro anti porno bajo petición (opt-out).

La medida se engloba junto a otras (prohibición total de cierto tipo de pornografía extrema, control de ciertas búsquedas) en un paquete que se propone «para proteger a la juventud» y «luchas contra la pornografía infantil», lugares comunes en las estrategias por el control de internet.

El caso es que estas nobles causas consiguen que muchos aplaudan tareas como la creación de bases de datos de ciudadanos que consumen porno online o, lo que es lo mismo, estigmatizar a la población en base a criterios morales desde los cuáles te atreves a decidir por ellos. Es más, hay una suerte de infantilización y de descarga de responsabilidad de los padres a la hora de tutelar a qué pueden acceder sus hijos.

Hay a quien esto del estado censurando y controlando quien accede a contenidos hasta ahora legales en base a una decisión moral le parece una buena idea.

5 comentarios en “La base de datos de ciudadanos que consumen porno online made in Cameron

  1. Para principios de año, en ONO se hizo algo parecido y es que si querías seguir teniendo el canal Buzz/canal 18 (Canal con pelis serie B gore y cosas así y donde hacen porno por las noches) tenías que apuntarte en una web, ya que si no te cortaban el servicio, además avisaban de que era a raíz de una nueva regulación o Real Decreto, no recuerdo muy bien. Vamos que los ingleses no son los primeros en adoptar estás medidas, aunque en su momento pasó desapercibido para la mayoría.

  2. Confío en que, según se van acumulando las barbaridades de los gobiernos pseudodemocráticos, la gente irá cansándose y finalmente votarán por gobiernos más progresistas. ¿Sueño despierto?

  3. Voy a ser todo lo contrario a politicamente correcto:

    El porno es una de las cosas de las que menos deberíamos sentirnos orgullosos como sociedad. Es denigrante para todos: los que lo realizan, los que lo ven…

    De la misma manera que me parece correcto que las sociedades prohíban el consumo de alcohol a menores, no me parece mal que el porno, por defecto, no sea accesible

    Y prohibir el consumo del alcohol a menores, o ir desnudo por la calle, o prohibir la poligamia, regular las drogas, el ruido que se puede hacer por la noche… no es «estigmatizar a la población en base a criterios morales desde los cuáles te atreves a decidir por ellos»

  4. Rafa, eso no es ser contrario a lo políticamente correcto, eso es no tener nada claro el concepto de libertad de pensamiento y expresión.
    Hacer y consumir porno no es denigrante, del mismo modo que la poligamia tampoco debe ser prohibida. Y si alguien quiere ir desnudo, debería poder ir desnudo.
    Mezclar estas tres acciones con otras que perjudican claramente la convivencia con otras personas (como el ruido por las noches) o consumo de drogas (perjudicial para la salud y un quebradero de cabeza para la salud pública) es un despropósito.
    Cada uno debe ser libre para vestir como quiera, tener las relaciones del modo que le apetezcan o disfrutar de su sexualidad como le plazca.
    Y no, no confundo libertad con libertinaje. Ninguna de estas acciones perjudica al prójimo.
    ¿Prohibimos también los matrimonios gays, el aborto y la adopción en parejas homosexuales?

Los comentarios están cerrados.