La ambición de Dropbox

Dropbox API

En el blog de Dropbox:

Empezamos nuestro viaje hace siete años con Dropbox, una carpeta mágica para mantener tus cosas seguras. Pero a medida que hemos ido construyendo Dropbox y hemos visto cómo ha ayudado a millones de personas en todo el mundo, esa carpeta magia se ha ido convertiendo en mucho más: un hogar para la vida. En la empresa, hemos estado llamando a esto «Capítulo 2». No sabes lo emocionados que estamos para mostrar lo que viene.

Llevan desde su nacimiento con la idea de quitarse de encima el complejo de ser una funcionalidad y no un servicio completo. Los pasos parecen claros, Carousel (almacenamiento, galería y compartir fotos en Dropbox y el móvil), empuje con Mailbox hacia Android y el escritorio y por último un proyecto de integración con Office de Microsoft que compite directamente con las funcionalidades de Office 365.

Un aspecto interesante a observar con Dropbox es cómo valora y maneja el precio de almacenamiento. Consigue clientes con él y la sincronización, pero ve su futuro – parece ser – en hacer muchas más cosas, con una lógica interesante: a menor barrera de entrada (precio por gigas) más capacidad de atar a una base de usuarios amplia a su ecosistema. ¿Espacio gratis para conseguir convertir en otras áreas? ¿creación de valor en otras áreas para que la gente acabe pagando por espacio y sincronización? En esa misma batalla andan Google, Microsoft y Apple

Relacionado: Dropbox y el fin de la metáfora del fichero

2 comentarios en “La ambición de Dropbox

  1. Dropbox me gusta mucho más que su competencia (OneDrive, Box, Drive…), pero con el precio van un poco pasados.

    Soy usuario premium de Dropbox desde el 2010, pero hace unos días preferí comprar 50Gb en OneDrive por 19€/año en lugar de dar el salto a las 200Gb de Dropbox que salen por $199/año ($19,99/mes).

    1. Aquí es probable que les pese no tener «nube propia». Si al final pagan S3 de Amazon, la capacidad de Google y Microsoft de apretar en precio les puede ahogar

Los comentarios están cerrados.