Google con el síndrome de demasiados frentes abiertos

En su camino a la identificación con Microsoft, Google comienza a sufrir el síndrome de los «demasiados frentes abiertos». Entrada en muchos mercados con la exigencia autoimpuesta de que no pueden perder ningún tren con un mínimo de posibilidades de convertirse en un gran negocio alrededor de la tecnología. Azuzados tal vez por quedarse atrás en «lo social en internet» y por éxitos como el de Android, empieza a hacerse evidente la falta de foco y apuesta seria en varios frentes. Google TV es un ejemplo, ahora mismo se devuelven más que los que se compran, haciendo patente que buscar no es para la tele

En estos casos, queda la estrategia de Microsoft – seguir iterando en distintas versiones hasta hacerse un hueco a base de aprender y de tener el músculo financiero necesario para aguantar – o centrarse en lo que realmente es estratégico para la compañía. Y no me extrañaría nada que los Chromebooks sean los siguientes en evidenciar este síndrome

Los comentarios están cerrados.