El contexto de Facebook, rediseño y el periódico personalizado

Nuevo diseño Facebook

Sobre el nuevo diseño de Facebook, Zuckerberg ha apuntado que quiere que su servicio de redes sociales sea «un periódico personalizado». Servidor, que ya tiene activado el cambio, no puede sino sonreírse al respecto.

Y eso que el diseño me gusta, pero no es más que un giro sobre lo mismo. De hecho si algo cobra protagonismo son las fotos, que aparecen mucho mayores, recogiendo dos realidades: la explosión de compartir instantáneas en movilidad a lo Instagram y que Facebook sea, en el fondo, un sitio donde compartir fotos y memes.

El contexto de Facebook

Es un tema del que hemos hablado varias veces, por ejemplo en ‘Facebook se está llenando de memes… y esto es una muy mala noticia para Facebook‘. La «red social» es un entorno de ocio al que la gente se conecta para «desconectar», divertirse y curiosear.

Claro que esto es una generalización y que hay quien lo hace para seguir y distribuir noticias, como también hay quien lo plantea como plataforma de autobombo continuo. Pero lo que funciona en Facebook sigue siendo lo mismo desde hace años: lo humorístico, los juegos y, si acaso, algunos planteamientos emocionales.

Rediseño y «periódico personalizado»

Lo más curioso de las palabras de Zuckerberg es que no tienen nada que ver con la realidad del rediseño que han implementado. Como no podía ser de otra forma si no quieren ser penalizados por sus usuario que buscan ocio y fotos, el nuevo newsfeed mantiene los mismos criterios sin que haya sido sustituido por una agregación de contenidos pura de medios.

Y es que tras las declaraciones lo que se esconde es una pretensión de revestir Facebook de un halo más prestigioso (queda mucho mejor decir que son un periódico personalizado que la portada hacia los memes de humor e imágenes amarillistas) y a la vez evitar la palabra «agregador», que conlleva asociada la idea de «parasitismo» en muchos contextos (algo con lo que no estoy de acuerdo, pero que está en el debate desde hace años).

En todo caso queda espacio para un debate más allá de este servicio, el de los filtros en internet. ¿De verdad queremos que nuestra portada hacia la información la controle un algoritmo? Cuando debatimos por aquí uno partía de la posición de que era disparatado conformarse con la información que uno puede obtener a partir del newsfeed de Facebook, pero está claro que Zuckerberg tiene una visión diferente.

Filtrar o no filtrar, descubrir o no descubrir

Y aunque uno no considere a Facebook para esta labor – ya sea porque es un sitio de ocio, ya sea porque cambia las reglas para facturar la visibilidad de la información, dando más a quien más paga – el debate hay que llevarlo a quien hace bien esta labor de «agregador automático personalizado», que es Prismatic (donde soy antonello) frente a los servicios para «leerlo todo» de mis publicaciones.

Este último caso es el clásico de los lectores RSS, pero también el de Twitter, que cada vez es más la portada hacia la información y el contenido. Mi impresión es que no se trata tanto de una disputa entre la portada filtrada o no filtrada (Twitter en cierta manera lo es a través de la gente que seguimos) sino también sobre si esa portada me permite descubrir el mejor contenido.

Al final, para un servidor, lo mejor es un modelo mixto: varias lecturas fijas de las que quiero recibir todos los titulares para tener una visión completa más un servicio que filtre bien la información restante junto a una ayuda a descubrir. Mi impresión es que en ese espacio Twitter tiene muchas opciones y Facebook casi ninguna, pero a la vez me pregunto si – fuera de los yonkis de la información – la gente va a tener información para forjarse una dieta informativa más allá de la portada social que elijan.

Un comentario en “El contexto de Facebook, rediseño y el periódico personalizado

  1. Tampoco me parece una idea brillante: el periódico personalizado (de verdad) ni siquiera es Prismatic, es Google Reader y nadie ha encontrado se atreve a ganar pasta reciclando contenidos de otros (ah, la propiedad intelectual). Para Facebook es mejor ser otra cosa, aunque sea un pozo de memes.

Los comentarios están cerrados.