Editores de libros: quiero mi copia digital al comprar un libro físico

Solaris

Ayer se comentó bastante la noticia de que Amazon ha comenzado a ofrece la descarga digital de los discos comprados a todos aquellos que le habían comprado un CD en los últimos quince años. Un buen gesto, aunque el valor no vaya más allá de ahorrarte ejecutar un programa de “ripeo” para pasar a MP3.

El caso es que bastantes compradores llevamos años clamando por una solución a una situación lamentable: cuando uno compra un libro físico – y todavía lo hago de vez en cuando – debería obtener a su vez una copia digital que permita leer también en dispositivo electrónico, realizar búsquedas, no tener que cargar con el libro de una mudanza a otra… en definitiva, he pagado y bien por el dichoso libro, ¿no pretenderás que te pague de nuevo por tener una versión digital, verdad?

Pues la situación actual es esa, cuando la hay, la versión digital se vende separada de la versión “árbol muerto” en el 99% de las ocasiones. Para esto hay motivos espurios como es el “miedo a la piratería” o la maximización de beneficios (este todavía más absurdo, ya has pagado por el libro, no están perdiendo un comprador más allá del excepcional caso de alguien dispuesto a pagar dos veces), y también otros reales, como la posesión de los derechos separada para versión papel y versión digital.

Pero eso último no es la norma única, hay muchas editoriales – y esto es cada vez más habitual para las nuevas obras – que tienen los derechos tanto para papel como para libro electrónico. Si ofreciesen la posibilidad de compra conjunta de ambos, regalando la copia digital a quien se llevase un libro físico tendrían mucho que ganar: más percepción de valor por parte del comprador, sobre todo de la generación actual ligada al objeto físico y que está en una transición hacia el libro electrónico, y fidelización a los canales de venta propios o amigables para la editorial frente al oligopolio de empresas tecnológicas.

Lo dicho, editores de libros, quiero mi copia digital al comprar un libro físico. Quiero comprar La investigación de Lem con la nueva traducción editada por Impedimenta, cuyos libros además me parecen muy bonitos, pero no me dan la descarga (en este caso siquiera puedo comprarla separada, tiene pinta de que no poseen los derechos que sí tienen con Solaris del mismo autor).Por una vez, piensen en términos de demanda antes de lamentarse por la continua bajada de las ventas.

20 comentarios en “Editores de libros: quiero mi copia digital al comprar un libro físico

  1. Totalmente de acuerdo.

    Y me gustaría añadir a tu petición que al comprar un ebook en digital entreguen o permitan la descarga en diferentes formatos.

    Que cuando compras un epub si quieres el mobi tienes que volver a pagar.

    Y lo que me extraña es que esta situación ocurre incluso en nuevas editoriales online que trabajan en exclusiva con ebooks.

    Lo mínimo sería ofrecer un pdf, un epub y un mobi

  2. Los derechos para publicar un libro en digital ya vienen en el “paquete” cuando un autor firma con una editorial, es muy raro que no se tengan los derechos de distribución digital de una obra. Luego que no se edite en digital es otro tema. Es más, algunos contratos se firma por “soporte digital (Internet, CD, DVD, E-Book, etc.) y otros soportes que puedan surgir en el futuro” (sic). Si una editorial ha destinado tantos recursos para el libro impreso no es inconveniente mayor hacerlo en digital, que sí sería el caso contrario.

    Uno de los problemas que veo en el sector editorial es que aún no se internaliza a fondo la separación del contenido del continente. Tú cuando compras un libro en papel pagas por ambos, en cambio cuando compras un ebook pagas, básicamente, sólo por el contenido.

    Te leo siempre Antonio. ¡Buen fin de semana!

  3. Pues mira, recuerdo cuando me compré el último libro de la saga Dune, por mucho que lo intenté, no fui capaz de encontrarlo en formato digital, así que me lo compré en papel, cuando lo recibí comencé a leerlo pero ya era tarde estaba demasiado acostumbrado a usar el e-book y me resultaba incomodo de leer, habrá gente que se escandalice pero la verdad, lo de leer un libro en formato físico me parece ya algo del pasado, no le encuentro más que inconvenientes, en fin, que me estoy liando, la cuestión es que una vez con el libro en la mano, me puse a buscar en la “tienda Online” de turno y lo encontré enseguida, con indice y diversos links hacia páginas del autor y de la saga, además de poder bajarlo en diversos formatos, epub, mobi, pdf, etc… No se, algo no funciona si en el año 2012, no podemos comprar un libro electrónico de una publicación reciente. La cuestión es que al final lo leí en formato electrónico y tengo el libro físico como nuevo en la estantería, bueno, estuvo en la estantería hasta que me mudé y paso a vivir en una caja en el trastero.

  4. Muy interesante debate. Me pasó algo similar con la saga de Harry Potter: he ido comprando los libros desde pequeña a medida que han ido saliendo, tanto en castellano como en inglés, y me encuentro ahora con que para tenerlos en mi Kindle (la saga completa) tengo que pagar 57 euros. ¡Demasiado, habiendo pagado la versión en papel de tapa dura! Al final he optado por no comprarlos, aunque realmente los quiero en mi Kindle porque me es más cómodo para buscar. Buen artículo, felicidades.

  5. Yo lo más que he visto a nivel español es una editorial que te permite comprar la versión digital a 1€ (epub, mobi y PDF sin DRM) si antes has comprado la edición física, y a corto plazo dudo que lo vayamos a ver en España lo que propones, aunque el razonamiento es totalmente lógico.

    Luego surgen otras dudas a nivel empresarial (las editoriales no son ONGs?

    ¿Cómo implantarlo de forma segura para los libros que se compran en tiendas físicas?
    ¿Qué porcentaje de personas lo usarían?
    ¿Nos traería más lectores o harían que esos lectores se pasasen luego a formato digital permanentemente?
    ¿Lo ponemos en un CD o un memoriaUSB que aumentan el coste o lo ponemos en un código que se debe meter en una web y quizás no tenemos internet hasta pasado un tiempo (viajes rurales o en el extranjero)?
    Y pensemos al revés. Si compro algo en digital, ¿tendría derecho a que me descontasen ese mismo importe de la versión física?

    Son muchas preguntas que se deben hacer antes de lanzar un programa como este, pero insisto en que el razonamiento es totalmente lógico.

  6. Muy de acuerdo, se sabe que comprar un libro físico supone unos costes a parte de los del autor, pero un libro digital tiene muchos menos, y si se utilizan sistemas de distribución generales como Amazon, eso que se ahorran al no tener que invertir en el suyo propio.

    No veo nada descabellado incluir un código que te permita descargar el libro para tener una copia virtual, pero vamos, eso con el libro, con las películas, con la música, etc.

    Un saludo.

  7. Como consumidor estoy totalmente de acuerdo. De hecho, he comprado algún libro en formato papel y también en formato digital, lo que me hace sentir raro porque he comprado dos veces lo mismo.

    Como autor de libros (en formato papel) también estoy de acuerdo. Son muchos los lectores que, además, me piden el formato digital y yo deseo que mis obras lleguen al máximo de personas posibles de la forma más cómoda para ellos.

    Tengamos en cuenta que los lectores realmente no compramos libros, sino un contenido, una información. El modelo actual no es sostenible.

  8. Lamento no compartir la opinión de Mariana. Todavía no es una práctica tan extendida el que los autores que publican en soporte impreso cedan desde el principio la explotación de sus derechos para los entornos digitales.
    En cuanto a lo de ofrecer la versión electrónica cuando se adquiere un libro impreso, todo se andará. Creo que estamos todavía en plena transición y que seguramente algunos sabrán atender esta demanda del mercado antes que otros. En cualquier caso, se deberá afinar en la estrategia de venta para que el cliente perciba que se le aporta un valor adicional cuando se le ofrece la descarga y no un 2 x 1.
    Buen fin de semana a todos.

  9. No estoy de acuerdo contigo, si te compras un libro de papel tienes lo que as pagado un libro de papel ¿por que motivo tendrían que darte otro digital?

  10. Hola Antonio, esto que pides es lo que yo hace tiempo vi que tenía que ser lo normal.

    Es por ello que cuando lancé La marca de Odín: El despertar opté por ofrecer la edición digital en 4 formatos, sin DRM, gratis a mis lectores que hubiesen comprado el libro impreso. Y viceversa, aquellos que compren la edición digital obtienen un descuento de 5€ para comprar la impresa (Esto último soy el primero en hacerlo).

    Además, cada semana ofrezco contenidos extendidos que van expandiendo el universo de la saga (serán cinco libros en total), junto a un sistema de logros que incentiva la participación de los lectores en la comunidad. La idea es que hay que dar incentivos-alicientes a los lectores,no restricciones.

    Podéis ver más detalles de mi proyecto en http://www.lamarcadeodin.com

    Un saludo y enhorabuena por el post.

  11. Quiero añadir, que tanto las editoriales como los autores han de entender que hoy en día ya no podemos vender soportes de forma diferenciada. Vendemos contenidos y no hay que olvidarlo. Una persona que ha comprado un libro en papel no debe tener que volver a pagar por ese contenido por quererlo digital también. Hay que buscar fórmulas que unifiquen no que separen. Saludos.

  12. Hola a todos, yo dirijo la editorial Rosa Ma Porrúa, he visto sus comentarios y eso es lo que necesitamos las editoriales, escuchar la los lectores para saber sus preferencias y necesidades. Estamos ingresando al mundo del libro digital y necesitamos aprender el camino. Creo que tienen razón, si ya compraron la versión impresa deberían poder tener acceso al digital, ya sea mobi, e pub o PDF. Sin embargo les comento que las plataformas en dónde se pueden adquirir no nos aceptan los 3 formatos, ejemplo: amazon trabaja con mobi, todoebook solo usa epub. El poner una clave o código diferente en cada libro impreso para poder descargar el digital, aumentaría el costo de cada ejemplar, además de que hay que pedir la aprobación del autor ya que él tiene derechos, por lo tanto obtiene un ingreso tanto por el impreso como por el digital.
    Como Editorial, voy a tratar de encontrar la forma de llevar a cabo esta propuesta que no me desagrada en absoluto.
    Me gustaría saber su opinión sobre esta forma de llevarlo a cabo, (a reserva de tener la aprobación de los autores), una vez que compren el libro impreso, enviar el ticket de compra a la editorial y recibir de forma directa y sin costo el archivo mobi, e pub o PDF, según las necesidades del cliente.
    Muchas gracias y saludos a todos.

  13. Hola,

    En el foro e-book spain estamos debatiendo sobre este artículo. Os dejo la opinión que he desarrollado allí, a ver que os parece.

    Creo que lo debemos hacer es partir de una pregunta básica: ¿qué es lo que quiere el consumidor y a qué le da valor? y, además, ¿qué estoy yo, con mi estructura, capacitado para darle que no puedan darle otros?. Evidentemente, el consumidor lo querrá todo al precio más bajo posible. Yo ya he visto promociones cruzadas de libros-películas de cine(a partir del libro se hizo una película y con la compra del libro te regalaban la entrada a dicho film).

    Parece que esto se plantea, o al menos así lo enfoca Antonio Ortiz, como una forma de estimular la demanda, de dar servicios añadidos. Pero considero que hay algo incorrecto en este enfoque. Estamos, de nuevo, mandando el mensaje de que el e-book es una mera “excrecencia”(creo que era Bernat Ruiz el que la llama así)del libro físico; lo desvalorizamos actuando así. Pensemos que ya gente sigue dando un gran valor al libro-objeto y no concibe que un archivo(que además no se puede copiar por el DRM)valga 15-20 euros.

    La idea de Antoni Ortiz que me parece más actractiva es la siguiente: las editoriales deben apostar por canales de venta propios para evitar la dependencia de los “retailers” o agentes tecnológicos GAMA(Google, Amazon, Microsoft, Apple). Pero no creo que esta sea la forma. De nuevo, y acudiendo también a los enfoques de Javier Celaya, creo que lo fundamental es el conocimiento y el servicio al cliente. No entremos en una subasta a la baja para ver quien da más producto gratis. A este juego siempre ganan los Wal-Marts y Amazon es el Wal-Mart de la industria editorial(he desarrollado esta idea en un artículo, os lo dejo aquí: http://ecosdesumer.wordpress.com/2012/09/19/el-efecto-amazon/)

    Un saludo a todos y animo a Antonio a seguir escribiendo y dando pie a conversaciones interesantes.

  14. Hola,
    Soy escritora y estoy embarcada en un pequeño proyecto literario de autoedición que estará disponible a partir de marzo de 2013 y el cual espero pueda ser interesante y ameno. Estoy pensando en la posibilidad de ofrecer la opción de compra del libro digital+libro físico por el mismo precio de compra que tendrá el libro físico. Me parece interesante ofrecer contenido adicional a quien se decide a comprar la edición física hoy en día. ¿Os parece buena estrategia de cara al lector?
    Un saludo a todos

  15. Hola Beatriz, yo ya lo hago con la primera entrega de mi saga de La marca de Odín. Todo ejemplar impreso incluye el digital gratis. Debemos aceptar de una vez que vendemos contenidos principalmente, más que soportes.

    Por otro lado, te quiero desear mucha suerte y felicitarte por tener la valentía de autoeditarte.

    Un saludo,

  16. Hola Xavier
    Agradecer tu respuesta y tus buenos deseos ante la iniciativa de autoedición… sabemos que no es fácil pero impera el deseo de dar a conocer los contenidos y que la palabra llegue. Para mi es un nuevo reto y aventura en la que traslado toda la emoción del significado de una primera publicación. Desear que la suerte te siga compañando, estoy segura de que así será pues le he echado un vistazo a los detalles de tu proyecto y me parece muy interesante…. sigamos apostando por los contenidos.
    Un saludo,

  17. Buenas tardes a todos.

    Voy a ser breve, aunque tal vez os pueda molestar, comprar un libro en papel no te da derecho a adquirir su versión electrónica. Los libros en papel cuestan lo que cuestan, los editores no se hacen millonarios, es un negocio con poco margen, con muy poco margen: tened en cuenta que la cadena de valor es muy larga y hay que repartir costes. Esto por un lado.

    Por otro, ¿qué hacemos con los lectores digitales? ¿Les regalamos el libro en papel? No, ¿verdad? Al contrario sucede lo mismo, si quieres hacer búsquedas, leer en una tablet, en el ordenador etc., es que no necesitas un libro en papel, sino un e-book, así de sencillo. Ya comienzan a existir los lectores digitales, un libro electrónico no es un complemente a un libro en papel, en absoluto, es otro producto, diferente y así ha de comenzar a entenderse.

    ¡Saludos!

Los comentarios están cerrados.