Demandas basadas en logs de sitios con torrents

BitTorrentUn paso más en la lucha por criminalizar el intercambio de ficheros por parte de la MPAA (Motion Picture Association of America). De nuevo ha vuelto a presentar demandas contra usuarios de P2P, en esta ocasión de BitTorrent, pero con la novedad de que esta vez se han valido de la información contenida en los logs de los sitios de torrents que consiguieron cerrar en los últimos meses. Así, además de Suprnova y TorrentBits, han utilizado los ficheros de trazas de actvidad de LokiTorrent para identificar a usuarios que intercabiaban contenidos sujeros a derechos de autor, inercambio ilegal en Estados Unidos (vía News.com).

El propio creador de este sistema P2P, Bram Cohen, fue el primero en señalar que BitTorrent es del todo inadecuado para las descargas ilegales al no estar diseñado en ningún caso para salvaguardar la privacidad en las comunicaciones de sus usuarios. Para esto surgió el proyecto Rodi del que hace tiempo que no se oye hablar.

BitTorrent es un genial sistema para compartir contenidos de gran tamaño evitando costes descomunales para el servidor. Su éxito y el hecho de no ser descentralizado le puso en el punto de mira de la industria del cine, que ha detectado que es el sistema más utilizado para intercambio de películas. Posteriormente tanto el cliente oficial como Azureus están intentando descentralizar el sistema, para evitar la criminalización de esta tecnología. Ya saben, la doctrina que acabó con Napster se basa en que al ser centralizado, ese nodo central conoce que están intercambiando cada uno de sus usuarios.

Los comentarios están cerrados.