Blippy, dime qué compras y te diré quien eres

Blippy captura

Algunas veces hemos debatido por aquí sobre el presunto fin de la privacidad, profetizado por algunos ante la tendencia de compartir en abierto en internet. El caso es que proyectos como Blippy a buen seguro que se añadirán a su argumentario: la idea de Blippy es compartir las compras que hagamos online bajo un modelo Twitter, abierto por defecto y con relaciones asimétricas, de formas que uno puede seguir a otros y no ser correspondido.

El modo de funcionamiento es automatizar las compras que hagamos en una serie de tiendas online de primer nivel en Estados Unidos (eBay, Zappos, Woot, GroupOn, Threadless, iTunes, etc..) ya sea a través de nuestro usuario en ellas o dando a Blippy nuestro identificador y contraseña en Gmail de forma que pueda leer los recibos y comunicarlos en público (esta es la forma en que integra Amazon, que bloquea el uso de este servicio).

¿Qué valor puede tener para el usuario? A priori las compras de otras son su recomendación más fidedigna, no hay comunicación acerca de un producto más creíble que la que implica sacar la tarjeta de crédito; a la hora de compartir viene a ser una automatización del «me he comprado esto…» aunque servidor no lo ve tan claro. Para Blippy el potencial de negocio está en algo que hemos visto funcionando muy bien en Amazon: las recomendaciones personalizadas que consiguen que los usuarios descubran productos que encajan con su historial de compras… y que aumente el importe de la compra, claro.

Los comentarios están cerrados.