Blackberry: Pasado, presente y futuro ¿en servicios?

Z30 de blackberry

Ayer se supo que, finalmente, Blackberry no se vende sino que recibe inversión de 1.000 millones de dólares de Farifax cuyo plan de viabilidad no conocemos, aunque sí que se querían cobrar la cabeza de Thorsten Heins como CEO.

En Xataka han glosado la vida y «milagros» de Blackberry, una trayectoria esencial para entender lo que ha pasado en telefonía móvil la última década, con sus momentos cumbre (ese punto en que Blackberry Messenger les abrió las puertas del mercado de consumo y consiguieron salir de su nicho corporativo) y sus bajadas vertiginosas (con la no reacción al cambio de sector que trajo iPhone)

Sobre su presente servidor ha analizado la Blackberry Z30 que es un producto típico de los canadienses: apalancado en el valor de la plataforma, sin competir en hardware con los fabricantes Android. Su problema es que si hay dudas con la continuidad de la plataforma – Blackberry 10 – es todavía más difícil apostar por ellos por muy buena experiencia que esta de (y sin entrar en el tema de ausencia de aplicaciones).

¿Futuro de Blackberry? Viendo el panorama actual, empujar una plataforma de consumo durante varios años cuesta mucho más que 1000 millones, de eso Microsoft y Nokia podrían contar bastante. Si tuviese que apostar por algo apuntaría a que Blackberry se centrará en los servicios tipo Blackberry Enterprise Service para la gestión de la plataforma móvil de la empresa, terreno en el que es pionero y percibido como líder. Hay mucho que hacer en este terreno sobre seguridad de la información, privacidad… terrenos en los que algunas compras estratégicas permitirían que Blackberry pudiese reforzar su presencia y valor frente a quienes siempre les han elegidos: los responsables de TI de las compañías.

La competencia ahí va a ser dura, sobre todo desde Microsoft y también con nuevos actores como Samsung. Adicionalmente tendrán que ver como encaja – si es que lo hace – su división de dispositivos en todo este escenario. Lo que parece claro es que la nueva Blackberry va a ser algo diferente a la que, hasta este 2013, se ha batido como uno de los fabricantes de teléfonos más importantes de la historia del sector.