Microsoft, Telefónica y una de nubes híbridas

Windows Azure

Ayer estuve en una presentación curiosa. Una compañía que vende servicios de cloud computing (Telefónica) explicando como ha contratado los de otra (Microsoft) para su uso interno. El acuerdo entre ambas supone que desde la teleco se desembarazan de la combinación Red Hat + VmWare y optan por abrazar el universo en la nube de Redmond: desde la capa de aplicaciones y colaboración (Office 365 hasta Yammer) hasta Windows Server Hyper-V y SQL Server.

La aproximación es de cloud híbrida: gran parte de la funcionalidad se quedará en la «nube privada» de Telefónica (de hecho todo esto forma parte de un proceso de consolidación tecnológica de todas sus subsidiarias europeas) en el centro de datos de Alcalá de Henares, donde integrará Cloud Os. La apuesta se completa con servicios que Microsoft les dará desde Azure y su nube pública, redondeando la jugada híbrida.

Me interesó bastante desde la dirección técnica de Telefónica – Adrian Steel, «Global Director of Production and Infrastructure» – defendían la rentabilidad de tirar de las soluciones en la nube de Microsoft frente apalancarse en las propias más desarrollo: apuntaba a la rentabilidad en velocidad de despliegue y en costes a varios años vistas.

Así que le pregunté cómo casaba todo este movimiento con el posicionamiento de su empresa para vender servicios de cloud computing… a lo que siguió una larga explicación: son partidarios del dogma de usar sólo herramientas y servicios propios, los utilizan pero mirando la rentabilidad y competitividad real, y para este tipo de proyecto les salía mejor usar solución de un tercero puesto que después de todo Telefónica se posiciona como infraestructura y no tanto como PAAS.

Para Microsoft es la confirmación de que su propuesta PAAS sigue funcionando bien en la megacorporación, a la par que en este Teched al que estoy asistiendo, insiste mucho con un mensaje: son también IAAS y compiten completamente con Amazon con su Azure…. algo cuya percepción no ha calado en el sector y donde va a tener bastantes dificultades para calar en el ecosistema «emprendedor» muy ligado a los web services de la tienda.