Alianza entre telecos y propietarios de los derechos audiovisuales

House of cards

Borja Adsuara en El Confidencial:

Mi tesis, desde hace ya años, es que este problema solo se resolvería cuando los titulares de los derechos hicieran una Alianza Estratégica con los operadores de telecomunicaciones y les dieran entrada y participación en la cadena de valor

Frente a lo que algunos piensan, este último punto no vulnera el secreto de las comunicaciones que debe guardar una operadora (El secreto de sus ojos), porque no se trata de identificar usuarios para darle esos datos a nadie (solo pueden hacerlo a un Juez), sino de identificar los usos y cobrarlos a sus usuarios, como hacen ya con las llamadas de teléfono gracias a que conocen esos datos.

Esta alianza entre telecos y propietarios de los derechos audiovisuales ha sonado varias veces como «solución» a la «piratería». Mi impresión es que Adsuara deja de discutir el problema de la neutralidad de la red o, mejor dicho en este caso, el abuso de posición dominante por parte de las telecos: forzar la intermediación en la distribución de contenidos por tener las redes, lo que sería una competencia mortal de los proyectos que él cita en su artículo, como Filmin.

Y por último la analogía con las llamadas pierde un dato: la teleco sabe a quién llamo y cuándo lo hago, pero no sabe lo que estoy diciendo. Así es como debe ser, que se proponga que tiene que analizar el tráfico de mi conexión, extraer patrones de descargas e identificar qué contenidos bajo es escuchar las llamadas de sus clientes para ver a cuáles les puede cobrar más porque recitan poemas con derechos de autor.

Que este sería un escenario deseado por los telecos no lo dudo, de hecho lo único que – creo – les frena es que en el momento en que lo propongan, esos propietarios de los derechos dirán «si técnicamente es posible y socialmente hemos decidido que es deseable, entonces hazlo sin cobrar porque te lo exigirá la ley»

Relacionado: Google: “la piratería es un problema de disponibilidad y precio”

3 comentarios en “Alianza entre telecos y propietarios de los derechos audiovisuales

  1. Es curioso como tergiversa el secreto de las comunicaciones con la identidad de los interlocutores.

    Mañana le robo el carrito al cartero y empiezo a leer cartas. Total, como no conozco ni al remitente ni al destinatario, y no voy a apuntar sus nombres, dara igual, ¿no?

    Aun así es interesante el planteamiento que sugiere: que Movistar vigile lo que viaja por sus redes por poder convertirse ahora en un distribuidor de contenidos.

    Aunque la estrategia la tiene fácil. «Si contratas Movistar TV te hago una rebaja en el servicio de Internet». Y no estoy dando ideas, más bien sugiriendo otro posible escenario y nada descabellado y que, al menos, no iría tan en contra de un derecho fundamental, aunque se carga la equidad.

  2. ¿Y los intereses de los usuarios finales? ¿que?

    A veces nos olvidamos (en muchos casos de forma interesada), que hay gente gastándose bastante pasta todos los meses en líneas de banda ancha porque necesitan esas capacidades para descargar y consumir contenidos.

    Si finalmente resulta que no van a permitir a la gente que siga empleando su linea para lo que le de la gana, ¿cuantos usuarios se darán de baja o harán un downgrade de su contrato cuando ya no les sirva de nada el ancho de banda porque no podrán descargar lo que quieran?

    Para navegación web y contenidos de lectura como twitter, facebook o algún que otro video de Youtube no hace puñetera falta una linea de fibra de 200 Mb. Con la linea del móvil y dos o tres Gb al mes va que chuta. ¿Verdaderamente se van a arriesgar a perder toda esa facturación solo para contentar a la industria? Quizá Telefónica, con sus chanchullos y sus sinergias lo haga, pero el resto de operadoras no creo que estén interesadas. Algunas como Vodafone están invirtiendo en adquirir red de fibra. ¿que van a hacer con ella si la gente no necesita ya ancho de banda? Para ver el Yomvi basta y sobra con una ADSL de 20 Mb. No hace falta una linea de fibra (ni el sobreprecio para el usuario final, ni el coste de crear la infraestructura para el operador).

    No creo que ningún operador que no sea Telefónica pueda estar interesado en pegarse semejante tiro en su propio pie.

Los comentarios están cerrados.