No es posible una “App Store” libre de porno, incluso para Apple

En las últimas semanas han coincidido la expulsión de 500 px de la App Store de Apple con la aparición de Vine de Twitter, su aplicación para grabar y subir vídeos.

El caso es que tanto Vine como Twitter permiten acceder a porno de forma bastante fácil, siendo este el motivo por el que Apple apuntaba que había expulsado la aplicación de 500px (aquí además ampliaban aduciendo que algunos usuarios habían encontrado pornografía infantil). El resultado es una contradicción insalvable: o exiges versiones de las apps sociales en las que hay filtros especiales para el ecosistema Apple (y aquí arriesgas a falsos positivos, a que algunos actores relevantes de lo social en la red no le interese desarrollar estos filtros, a que la experiencia final sea peor en dispositivos Apple que en otros) o acabas aceptando que la advertencia de que una aplicación permite acceder a contenidos para adultos debería bastar.

Mi impresión es que Apple si quiere ofrecer un entorno “protegido de porno”, lo que debería abordar es la inclusión de multicuenta en iOs: que haya una para cada miembro de la familia y se pueda establecer el control de qué aplicaciones son accesibles para los menores. Facilitar el control a los padres y no tanto intentar ejercer una vigilancia global, que además es imposible.

No es más que una continuación del debate por qué la censura se acepta mejor en videojuegos que en literatura o cine

Una respuesta en “No es posible una “App Store” libre de porno, incluso para Apple

  1. Klaus

    Como decimos de cachondeo en mi oficina, Internet es para el porno, el resto son usos accesorios… no es así, pero lo cierto es que, como dice el dicho, la jodienda no tiene enmienda.

    Yo no soy precisamente un modelo de opinión moderada, y tampoco simpatizo especialmente con Apple, pero en este caso me metería con ellos igual que lo haría con cualquiera que pretenda venir a “salvarme de mi mismo” o a pensar por mi.

    Estoy en contra de la censura en general. Pienso que cada uno debe ser suficientemente inteligente para seleccionar lo que ve o lo que deja de ver, sin que venga nadie a decírselo, y (mátenme, padres), creo que Internet y los teléfonos móviles con conexión a la red no son algo para dejar que los menores lo utilicen sin la pertinente supervisión.

    Lo siento, pero para mi Internet es como un bar. Es algo principalmente pensado para adultos, donde se pueden encontrar cosas para niños (un batido de chocolate), pero también hay bebidas alcohólicas, gente armando follón, y un montón de cosas más que no son apropiadas para niños. Al igual que habitualmente no se deja entrar a los niños solos en un bar, tampoco deberían acceder a la red sin la pertinente supervisión. Lo que no se puede pretender es que algo que no es para niños esté preparado para niños.

    Lo que hay que hacer cuando un niño se pone con un PC, es estar con el y supervisar lo que ve, no esperar que otros hagan el trabajo de los padres. Si se pretende eso, pues acaba pasando que el niño viene con el móvil y te enseña una foto de una señora ligera de ropa cuando menos te lo esperas.

    Para mi, hay cosas que no se pueden (ni de deben) “delegar”.