Zune a la venta y el compartir vídeos

ZuneA la venta Zune en Estados Unidos desde hoy (Xataka) con no demasiados elogios. Todo el mundo ha ido a compararlo con iPod en términos de diseño, usabilidad y prestaciones y – hasta donde uno ha podido leer – el combate se decanta por el reproductor de Apple, que por cierto lleva cinco años en el mercado.

Pero al margen de análisis basados en lo bien o mal que se instala, si el marrón es «cool» o si el interfaz es más sencillo o no, creo que hay algunas consideraciones sobre Zune que justifican que lo que empezó con un planteamiento innovador e interesante se haya desinflado a la mitad:

  • Incompatibilidad con Play for Sure. Microsoft ha dejado tirados a todos los que han sido sus socios en el mercado de la música con DRM. Para el usuario el mismo perjuicio que el monopolio «iTunes – iPod».
  • Wi-Fi capado. Servidumbre a la industria musical, la funcionalidad estrella de Zune – compartir música con otros usuarios de forma inalámbrica – hundida por las limitaciones del DRM impuesto.
  • Pago a Universal por cada Zune vendido. Cobrar más al usuario para dárselo a quien no aporta a priori nada al producto, lo que nunca debería hacerse.

Por todo ello, el que ahora anuncien que esta salida al mercado del Zune es sólo el comienzo y que lo próximo será la posibilidad de compartir vídeos (Bloomberg) tampoco es para ilusionarse demasiado. Y eso que tecnológicamente podría derivar en una red social móvil de gente que comparte contenidos por la calle, una «P2P física» de un potencial más que interesante… pero las pleitesías hacia la industria con que se planeado el Zune harán que – de nuevo – todo quede abortado por las limitaciones DRM que vendrá impuestas.