¿XP Reloaded antes que LongHorn?

La estrategia de Microsoft respecto a la salida de su próximo sistema operativo podría cambiar respecto a lo previsto. Si las últimas noticias que había situaban la aparición de LongHorn en el mercado sobre el 2008, ahora se especula con la posibilidad de la aparición de una nueva versión de XP, a la que se ha bautizado con el nombre Windows XP Reloaded. Esto no alterará en cualquier caso la salida del Service Pack 2 en el último trimestre de este 2004.
La noticia, difundida por CNET, ya ha hecho correr ríos de tinta (digital). Lo cierto es que Microsoft se encuentra en una encrucijada de difícil solución. Por un lado, los constantes problemas de seguridad de su software actual, con los casos del Explorer o MyDoom, obligan a la salida del Service Pack 2 lo antes posible. La imagen de Windows como sistema vulnerable se agranda por momentos y las noticias de nuevos agujeros son constantes. Por otro, LongHorn estaba planificado para aparecer en el 2005, pero eso ya es seguro que no va a ocurrir. De esta manera todas las innovaciones que trae se quedarían en la nevera, mientrassus rivales le van comiendo mercado a paso lento pero firme. Así Linux en el escritorio se constituye en sumayor amenaza y en el sector de servidores, en el que Windows no es la referencia ni mucho menos, se pondría muy difícil ganar mercado.

Se plantea de esta manera la aparición de un sistema intermedio, que no sea ni lo actual (2003,XP), ni el definitivo LongHorn. Sistema este último que Microsoft plantea como su mayor avance desde el salto del 3.11 a Windows 95. No obstante, podrían estar tropezando de nuevo en la misma piedra. ¿Alguien se acuerda de cierto sistema operativo conocido como «Windows Millenium»? Se trató de una versión intermedia entre el 98 y Windows XP, un auténtico fracaso al revelarse como un sistema inestable, un despropósito en el que se intentó presentar las nuevas funcionalidades (multimedia, orientado a redes) que traería XP, basándose en el núcleo antiguo del 98, algo parecido a lo que se plantea ahora. Intentar que los avances de LongHorn se consigan sobre la base actual es un error, como ya demostró Millenium, aunque con los chicos de Redmon nunca se base. Varios años sin novedades no es bueno para el marketing.