Xbox ya es un firme candidato para la integración internet-televisión

interfaz xbox

Muchos poseedores de la Xbox nos pasamos ayer el día esperando una actualización que, al menos en mi caso, se hizo de rogar. No es una puesta al día cualquiera, Microsoft renueva el interfaz de la consola, añade nuevos métodos de interacción con el dashboard y hace además una apuesta decidida, esta vez de verdad, por convertir a Xbox en uno de los grandes candidatos en la integración de televisión e internet. Lo más llamativo: el manejo a través de voz y de Kinect; lo más interesante: el rol de catalizador de contenidos de terceros por el que apuestan.

Experiencia y contenidos

Las tres variables en las que se juega la integración de televisión e internet son experiencia de usuario, catálogo de contenidos y precio. El movimiento de Xbox apunta a los dos primeros: por un lado manejar el interfaz con gestos mediante Kinect es una baza única en el mercado, a la que suman el control por voz que parece funcionar muy bien (acaba uno dando órdenes a la consola, «Xbox esto», «Xbox lo otro»); por el otro lado apuestan fuerte internacionalmente (más de 40 servicios, VB) y también en España donde empiezan con Imagenio ofriciendo parte de su programación gratis a los usuarios Xbox Live Gold.

No está muy claro cual va a ser el método de control óptimo para experiencias de integración de muchas fuentes por internet en la tele del salón. Por un lado tenemos catálogos bajo demanda inmensos, por otro tenemos la experiencia de siempre de la televisión, de «pulsar y listo». Xbox apuesta por varios, Kinect es el más espectacular pero tengo dudas de su eficiencia; la voz bien pero le falta añadir la inteligencia que se le presupone a Siri («Xbox ponme el último de The Wire en versión original») y luego tenemos la opción de aplicación en el móvil / tablet, que tiene el problema de exigir que quitemos la mirada de la tele. Xbox la añade ahora pero sólo para Windows Phone

Un rol clave como intermediario

Al final Xbox puede ser uno de los grandes candidatos a «decodificador universal», tiene una buena experiencia, integra métodos de pago y, lo más importante, ya está en muchos salones. En 2007 ya discutíamos sobre este tema y ahora sí que parece que estamos en un año decisivo para conquistar la plaza del internet TV. Xbox es un candidato con muchos puntos a favor pero que sigue teniendo el problema de los set-top boxes, puede aspirar a estar un porcentaje reducido de hogares y no es la tele, no es quien tiene la fuente inicial de contenidos cuando la encendemos.

Sólo dos apuntes finales: Microsoft parece que va a tope con la interfaz Metro y la apuesta por la interactividad parece secundario, algo que empieza a tener sentido toda vez que se articula a través de otros dispositivos y no con la propia tele.

Los comentarios están cerrados.