Windows XP Home Edition N

MicrosoftHay veces en que las sanciones se pagan y no acaban en una mesa de negociación tras un montón de nuevas promesas. Esta que comentamos a Microsoft nace a raíz de incluir el Windows Media Player en Windows, lo que la comisión europea entiendió que vulneraba la legislación antimonopolio del continente, perjudicando desde una posición abusiva a rivales como RealPlayer o el QuickTime de Apple. Por ello, la UE decidió obligar a la empresa de Gates a que modificara sus sistemas para que no incluyeran el Windows Media Player preinstalado, además de la multa de 497 millones de euros a Microsoft.

Microsoft se había enroscado en la estrategia de ponerle un nombre que devaluara el producto, enfocado a que los usuarios eligieran las versiones comerzializadas fuera de Europa y quedara reforzada su tesis de que el perjudicado es el usuario final de Windows (incluso llegó a plantear Windows XP Reduced Media Edition), aunque la UE no ha entrado el trapo y ha impuesto un nombre más «neutral» que será el final con el que sale al mercado: Windows XP Home Edition N.

Sin embargo lo más importante es el precedente que se establece: al añadir Explorer a Windows, Microsoft aniquiló la competencia (Netscape) con un perjuicio manifiesto para los usuarios al establecerse un monopolio de facto y derivando en un producto que no se ha renovado en años y con incontables fallos de seguridad. Con esto quedan abortados futuros posibles planes de la compañía de Gates como podrían ser el de añadir su buscador de escritorio a LongHorn o hacer lo propio con su antispayware. Terreno neutral para todos, nadie juega en casa.

Los comentarios están cerrados.