Wikileaks realiza la mayor filtración de la historia

Un día para anotar, la mayor filtración de documentos de la historia realizada no por un gran medio, sino por Wikileaks. Un montón de información (accesible en estos momento a través de cablegate.wikileaks.org, a ratos caído por un ataque DDos) al que algunas publicaciones seleccionadas (en castellano, El País) tuvieron acceso para dar la primera lectura en sus medios. En todo caso, la publicación de los documentos filtrados parece que va a ser con cuentagotas.

Wikileaks ejemplifica el efecto que internet tiene sobre cada parcela de la sociedad, no sólo se trata de la digitalización de sus elementos, se trata de la transformación del qué, el quién y el cómo se hacen las cosas. El debate sobre su ética por no censurar documentos cuya difusión podría causar el daño de terceros se enmarca en el de la «usurpación» del rol de los medios, cuyo papel queda en la selección, clasificación, análisis y sistematización de las filtraciones del equipo de Assange. Un debate cuyos polos parece imposible reconciliar: la llamada a la responsabilidad y a la prudencia que se ha presupuesto siempre a los medios profesionales frente a quienes defienden que este argumentario acaba siendo una justificación de la censura.

Relacionado: WikiLeaks, todo lo que necesitas saber

Los comentarios están cerrados.