Wii Fit

Wii Fit

Por fin he podido dedicar un tiempo a Wii Fit, el esperado juego para la consola de Nintendo que viene con la Wii Balance Board. Desde hace mucho me ha interesado la incorporación de tecnología a las prácticas deportivas, sobre todo en lo que se refiere a ayudar a hacerlas más amenas y a la medición del esfuerzo. De esta forma, en cuanto tuve noticia del Wii Fit para hacer ejercicio con la consola, me pareció uno de los productos más interesantes del año.

De entrada lo primero que proporciona el juego es un diagnóstico de nuestra forma física a partir de la edad, el peso y el resultado de algunos tests. A partir de esta información – en mi caso bastante clarificadora – Wii Fit propone varios tipos de ejercicios según nuestros objetivos: yoga, tonificación, aerobic y equilibrio. En la parte que más me interesaba – ejercicio aeróbico – tenemos desde footing (en este caso no se usa la tabla, sino el mando en el bolsillo para correr delante de la consola) hasta el step, pasando por el hula-hoop. En los ejercicio de tonificación de la Wii Fit encontramos flexiones o el remo vertical. Vamos, que si lo que queremos es sudar, Wii Fit ofrece una gama de posibilidades para ello.

¿Cumple las expectativas Wii Fit? La idea del producto es buscar un balance entre los aspectos más lúdicos y el ofrecer ejercicios efectivos para trabajar la forma física. Para lo primero tenemos la inmersión dentro del «universo Wii» con los Miis, varios ejercicios bastante divertidos y algunos para jugar en pareja; en cuanto a efectividad de cara a cuidar la forma física, Wii Fit tiene limitaciones importantes: tanto en lo que respecta a medir la corrección del ejercicio como en el poder trabajar con peso para hacer musculación es flojo, pero es una opción muy interesante para el perfil de usuario que no acudiría a un gimnasio pero quiere tener cierta actividad.

Wii Fit es la avanzadilla de la entrada de los grandes de la tecnología en el mundo del fitness. Lo que nos espera a medio plazo es poder conectar distintos equipos al ordenador o a la consola, realizar recorridos más realistas, competiciones online, servicios de entrenador personalizado y análisis más completos de la salud. Mientras todo eso llega, Wii Fit es una buena opción para ir sudando.

Los comentarios están cerrados.