¿Wi-fi en la Nintendo DS?

De aquí a las navidades se avecina una nueva guerra en el mercado de las consolas portátiles. De unos años a esta parte, la Gameboy de Nintendo se presenta como líder indiscutible tras enterrar a rivales como Lynx, Game Gear o prevalecer sobre proyectos semifallidos como el la N-Gage de Nokia. Pero esta vez el rival es Sony, que ya ha sido capaz de superar a Nintendo en las consolas «grandes», Playstation a GameCube y Playstation2 a Nintendo64. Con su PSP, Sony pretende rivalizar con la Nintendo DS, próxima consola para este mercado de los creadores del «Mario Bross». Pero según TNI Securities, vía GamesSpot, entre las características silenciadas hasta ahora, la Nintendo DS viene con soporte del protocolo 802.11b, con lo que podría ser utilizado junto a unos cascos para mantener conversaciones conectándose a un HotSpot Wi-Fi. El tema es un poco confuso, Nintendo no lo ha confirmado, pero las posibilidades son enormes. De entrada es improbable que la empresa nipona haya concebido la DS para mantener conversaciones gratuitas con telefonía IP mediante Wi-Fi. Lo más verosímil es que se le haya dotado de un mecanismo para limitarlo para que sólo se puedan mantener conversaciones entre jugadores de una partida multiusuarios. Ahora bien, depués de haber visto la N-Gage pirateada o Linux en la Gamecube, cada vez está más claro que las limitaciones que imponen los fabricantes a sus clientes para evitar usos potenciales de los gadgets que les venden no tienen una gran esperanza de vida.

Es cuestión de tiempo que Wi-Fi llegue a los teléfonos móviles de forma masiva y que el software cada vez más sofisticado de estos dispositivos soporte algún tipo de voz sobre IP. Nokia ya introdujo soporte Wi-Fi en su 9500 y estas especulaciones sobre la heredera de la GameBoy reafirman una tendencia cada vez más clara en este sentido. Convergen telefonía y consola de videojuegos, como lo hacen los teléfonos con las cámaras digitales: la N-Gage era un teléfono convertido en consola y Nintendo DS comienza a parecerse a su opuesto, aunque la conectividad Wi-Fi lejos de llevarle al semifracaso del dispositivo de Nokia, puede darle muchos puntos en la pugna con la PSP.