Welcome to New York, bienvenidos al estreno primero en internet

Welcome New York

No es la primera película con la que se apuesta a darle la vuelta a las ventanas de explotación – primero internet que en ningún otro canal de distribución – pero Welcome to New York sí que es una de las más relevantes por remarcar el experimento «internet antes» y no sólo «internet a la vez que en el cine».

Sería muy interesante – más allá de la notoriedad por su estrategia de distribución – poder conocer los resultados y comparar con películas de corte similar. Aunque ninguna obra es equiparable a otra – y Welcome to New York tiene un componente polémico y mediático muy particular – sería estupendo que se llegara a saber como afectó al resto de ventanas el estreno previo en internet o si en ingresos globales ha mejorado la media de su director.

Welcome to New York ya se puede alquilar en España en varias plataformas – por ejemplo en Filmin – a cuatro euros. Servidor ya lo ha hecho y se ha encontrado una gran película. Un retrato inmisericorde de Dominique Strauss Kahn en una ficción que lo condena sin remedio y que apenas en unos fantásticos diálogos con su mujer (Jacqueline Bisset, que como Depardieu está fantástica) muestra un atisbo de intento de redención.

Ojalá les funcione como negocio y desmienta lo que algunos afirman y otros sospechamos, que la reducción de ventanas también supondría una reducción de ingresos para muchos tipos de producciones.

Relacionado: Carmina o Revienta, entre la excepción y el precedente en la industria