Europa, Vista y software de seguridad

¿Se atreverá la Comisión Europea a poner límites a lo que pueda integrar Microsoft en Windows Vista? Desde Redmond ya comenzaron a presionar (El País), amenazando con retrasos si se le piden «cambios técnicos adicionales». Desde la Comisión europea no se tardó en contestar que es responsabilidad de Microsoft, como actor casi monopolístico, «asegurar el cumplimiento total de las reglas de competencia de la UE, en particular la prohibición de abusar de una posición dominante» (El Mundo).

Es probable que se reedite el caso de la sanción por integrar Media Player en Windows XP, con la consiguiente obligación de crear una versión (Windoes XP N) especial para Europa. Con Windows Vista las preocupaciones giran en torno a la capacidad de generar documentos PDF (o en formato XPS como alternativa a PDF) y a la integración el buscador en internet en Explorer 7 (BetaNews).

Pero el problema no queda ahí, compañías como Panda o Symantec ya están poniendo el grito en el cielo por entender que Microsoft esta favoreciendo la integración de sus one Care y Windows Defender en Vista, de manera que contaría con ventaja respecto a productos de la competencia en una repetición del caso «Explorer Vs Netscape» (News.com). No es que vayan a venir instaladas y sean gratuitas, pero sí que ofrecerían la ventaja de una mayor integración en el sistema.

Muchos afirman preferir un sistema operativo completo, que lo traiga todo. Esto es comprensible, pero en un mercado como el de los sistemas operativos domésticos en el que hay un gran dominador, cualquier añadidura puede tener efectos nocivos para la competencia. No hay más que mirar el caso del navegador web; han sido muchos años con dominio absoluto de Internet Explorer, el mejor ejemplo de como el usuario ha sido perjudicado tras su integración en Windows.

Es por eso que en este tema estoy del lado de la Comisión. Hay que mirar con lupa lo que Microsoft añade al sistema operativo y controlar que su posición dominante en este mercado no le sirve para competir con ventaja en otros. El único problema es que la Unión es el único actor (junto a Corea y alguno otro más) en el escenario global dispuesto a impedir que la salida de Windows Vista suponga un descalabro en el mercado del software de seguridad y las versiones de Vista acaban cruzando charcos. ¿Te imaginas un escenario en el que las alternativas van cayendo poco a poco y es Microsoft el principal proveedor de antivirus y contafuegos?

Los comentarios están cerrados.