Videojuegos, obesidad y violencia

Los videojuegos pueden hacer niños obesos y, en caso de los juegos violentos, hacerlos agresivos e incluso criminales. Esas son las conclusiones de un estudio sueco reflejado en el documental [b»>»Deadly Game»[/b»>, que fue emitido recientemente en la TV4 sueca. Dicho estudio, menciona Reuters, afirma que los adictos a los videojuegos no comen bien, no hacen deporte y sufren de insomnio.

Según el documental, aunque la televisión también fomente este comportamiento agresivo, los videojuegos son peor, sobre todo hacen que «línea entre realidad y ficción sea difusa y eso es peligroso». Mencionan diversos títulos como Grand Theft Auto y dan por demostrados los efectos nocivos de los videojuegos en los niños y jóvenes.

Otro peldaño más en el manido tema de la violencia en los videojuegos. Los casos que pintan en el documental son un tanto extremos y atípicos, pero probablemente sirvan de base para argumentar una legislación dura en el tema de edades para jugar a según que cosa. Lo peor es tratar de convertir un problema de educación en la familia, del niño que se pasa el día enganchado, a aplicar leyes y prohibiciones.

Sin categoría