La versión impresa de “El País”, gratis en la web

De giro copernicano se podría calificar la evolución de la actitud de Prisa y El País respecto a la web. De la visión de que los contenidos en la red debían ser de pago para proteger el negocio de la venta del periódico a llegar a volcar la versión impresa y a la hemeroteca del diario en la web de forma gratuita e indiscriminada a partir del próximo 15 de Noviembre (anuncio oficial), tras pasar por el estado intermedio de dar los contenidos web en abierto. “Los lectores podrán acceder gratis desde ELPAÍS.com a todos los contenidos de la edición impresa (salvo PDF) y consultar los archivos históricos de su hemeroteca”. Esto sí que es un cambio y no las leves modificaciones de maquetación y diseño a las que han dado tanto bombo.

Hace poco, al hilo de un movimiento similar del New York Times, comentábamos la tendencia generalizada del cambio de cobrar por el acceso a un modelo basado en rentabilizar los contenidos mediante anuncios. La publicidad en Internet ha subido un 74,5 % en el primer semestre del 2007 respecto al mismo período del año anterior (Gurúsblog) y el potencial de negocio de una publicación líder en internet es mucho mayor apostando por ella que intentando vender el ofrecer contenidos exclusivos a un segmento muy minoritario que está dispuesto a pagar, y no demasiado.

Todo un ejemplo paradigmático de la prevalencia de la economía de la atención. ¿Perjuicio para los que compran el periódico? En mi opinión, no: están pagando por una experiencia diferente de los mismos contenidos.

Sólo un apunte a la nueva marca con tilde. Me parece bien que quieran “castellanizarla” y comprendo que haya quien esté a favor de crear la marca en internet con el dominio (ebay, elmundo y muchos otros llevan en sus logos el dominio), pero en este caso crear una marca con tilde y el dominio a la vez crea confusión y refuerza a recordar mal la dirección del periódico en la web. Sólo con quitarle el “.com” quedaría mucho mejor..

También lo han comentado La tejedora, Caspa.tv, Uberbin.

Los comentarios están cerrados.