Unión Europea y enlaces: bien para agregadores, muy mal para páginas de links de descargas

kim dot com

Llevo desde ayer leyendo sobre la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el caso Svensson. En Genbeta:

Los enlaces que apuntan a contenido que los autores han publicado libremente en Internet (pensemos en Google News) serían los primeros, los legales, mientras que otros que sirven para saltarse protecciones y acceder a otro material publicado sin permiso (pensemos en las típicas páginas de descargas), ya estarían vulnerando lo dispuesto en las leyes.

En el caso Svensson, la página web demandada enlazaba a contenido protegido, sí, pero contenido a que cualquiera podía acceder desde la página web oficial. Es decir, simplemente redireccionaba a los lectores a la fuente original. Esto con las páginas de enlaces no es exactamente así.

Para empezar, el contenido no se ofrece gratuitamente por el poseedor de los derechos de autor (normalmente el que lo sube es un tercero). En esta situación, y al haber un “acto de comunicación pública”, para que el enlace se considere legal tendría que estar autorizado por el propietario de los derechos. Si no hay autorización, se estarían vulnerando los derechos de autor.

Esta lectura me chirriaba al compararla con la que hace Javier de la Cueva:

La respuesta del TJUE es clara: enlazar no supone una infracción cuando las obras enlazadas «pueden consultarse libremente en otra página de Internet».

Las consecuencias de esta sentencia van mucho más allá que la mera relación entre periodistas y páginas web enlazadoras. La resolución afecta a la reforma del Código penal planteada por el Sr. Gallardón, así como a las relaciones bilaterales entre los EEUU y nuestro país.

Tras leerme los puntos de la sentencia, sobre todo teniendo en cuenta el contexto del caso al que se hace referencia varias veces en ella, mi impresión es que la lectura más acertada es la que hacía Genbeta y que reafirman Andy Ramos y Maeztu: buena noticia para los agregadores (si el propietario de los derechos lo cuelga no hay que pedir permiso para enlazarlo), mala para las páginas de enlaces con links a descargas que no han subido los propietarios de derechos.

Relacionado: Contra el Kimdotcomismo

3 comentarios en “Unión Europea y enlaces: bien para agregadores, muy mal para páginas de links de descargas

  1. Buen resumen, sintetizado y comprensible para todo tipo de audiencia. Digamos que lo expuesto por De la Cueva es un zumo muy concentrado, quizás en exceso, de los considerandos principales del TJUE. Podría hasta interpretarse, si no se lee con cuidado, en sentido contrario.

    En esencia: enlazar es «comunicación pública» en modalidad de «puesta a disposición» de un público. Y, la matización, muy bien expuesta por María G. de Genbeta, la concurrencia, a efectos de apreciar infracción, del requisito del «público nuevo», un público no autorizado o deseado por el autor/titular del contenido protegido. Por poner un ejemplo que vemos todos los días: esos enlaces que se comparten en redes de contenido de Orbyt para saltarnos su paywall, serían sancionables: público nuevo, no autorizado (ni deseado) por El Mundo.

    1. Pues me reafirmas Angel

      la parte de Orbyt no la había olido, creo que les va a obligar a retratarse sobre si quieren estar cerrados de verdad o no

  2. Pues yo no creo que la de Javier de la Cueva sea una opinión concentrada y rápida.

    En la sentencia no se entra en el fondo de si el contenido original (original en cuanto a la base del problema) tiene permiso para estar donde está alojado.

    La sentencia, respondiendo a las 3 cuestiones principales que planteaba la justicia sueca, dice que enlazar un contenido de acceso público, y por público es que se pueda acceder sin un intermediario, no es ilegal, y no se necesita nada más, y menos realizar una compensación.

    Si el enlace evita una protección limitante del público objetivo, entonces sí es ilegal.

    Yo, leyendo ayer la sentencia, no leí en ningún momento discutir sobre la legalidad del contenido enlazado. Por otra parte, obvio, porque el caso era de el titular del contenido y los derechos contra una página de enlaces a ese contenido.

    Pero, si esto lo transponemos a una página «de descargas» (de enlaces a descargas, sería más correcto), la legalidad que se plantea es igualmente aplicable. No hay compensación, ni ningún otro requisito, ni traba, que impida la actividad de un enlazador porque ese mismo contenido es públicamente accesible. La página sólo hace de agregador. Aquí discutiremos si queremos de su moralidad, pero no es ilegal.

    Decir que una página de enlaces a descargas es más ilegal que otra por el mero hecho de que el enlace al que apunta contiene un contenido que no tiene permiso por el autor para ser público, es confundirse de plano. Una empresa así no es más ilegal que Google, que, de hecho, hace la misma función, salvo que la página de enlaces concentra un tipo de enlace concreto. Por no hablar de páginas de descargas y poner un ejemplo más similar a Google, FilesTube sería lo que estoy diciendo.

    Dicho de otra manera, parece que algunos pretenden transponer la responsabilidad del hosting del contenido protegido sin permiso del autor, o el contenido en sí, al mero enlazador a ese contenido.

    Y si vamos aún más lejos, que ni siquiera a esto llega la sentencia. Ni siquiera el hosting es responsable de lo que hospeda, ya que lo aclaran siempre en sus condiciones de que el responsable es el que lo sube, el que lo pone a disposición de otros usando su servicio. Eso no quita que, si nos ponemos, tomemos la LSSICE en una mano y con la otra digamos al hosting que tiene que hacerse cargo de lo que hospeda, por aquello de que si tiene conocimiento efectivo y todo el rollo, y tiene que hacerse responsable.

    Pero, al final, el único responsable es quien lo sube, con todas las complicaciones prácticas que trae detrás como es la identificación inequívoca de la persona que ha subido el contenido protegido sin permiso del autor.

    Luego dicen, y lo veo lógico porque, si no, todos a la cárcel, de que no van a ir contra los usuarios, publiquen o descarguen, así que todo se queda en enrocamiento en el que nadie puede ganar. Pero es que, si algún día hacen esto, todos a la carcel.

    Al final, todo es como cada uno lo quiera interpretar y esta es mi interpretación. Más cercana a la de Javier de la Cueva.

Los comentarios están cerrados.