Un mes con un «smartwatch», un mes con el Moto360

Moto 360

Dentro de los «análisis tras un mes de uso» que estamos haciendo en Xataka me ha tocado uno al que «tenía ganas»: el de uno de esos llamados «smart watch». Ha sido con el Moto 360, que de esta generación es el que más me ha gustado, con el que he intentado comprobar el balance «racional»: funcionalidades que se obtienen (sobre todo si con él uno conseguía mirar mucho menos el teléfono) frente a nuevas obligaciones, como la de cargar cada poco tiempo, llevar un cargador extra en los viajes, etc…

Mi impresión tras un mes es que si no hay una conquista por la vía emocional, del diseño y la conexión de uno con el dispositivo, no hay smartwatch en el mercado que justifique hacerse con él. Y lo dice uno al que el Moto 360 le ha gustado mucho.