La UE quiere saber con quién hablas… hasta por telefonía IP

Parece que ya se saben algunos datos sobre el borrador de la nueva directiva de retención de datos de la Unión Europea. Cuentan en EDRI que la intención es que los proveedores de sistemas de telecomunicación almacenen los datos referentes a las llamadas, correos, faxes, mensajes de móvil y mensajería instantánea de sus clientes (referentes a emisor, receptor, hora y localización geográfica, no al contenido). También entran dentro del saco las llamadas hechas con telefonía IP, ya que la información sobre las comunicaciones basadas en IP deberán ser almacenadas durante seis meses, por doce de las comunicaciones tradicionales.

Un paso más tras aquello de “La UE quiere saber a quién le escribes“. En España ya tenemos la LSSI-CE que obliga a las operadoras a retener los datos de las comunicaciones durante un año, aunque con el importante matiz de que el acceso sólo está permitido con orden judicial, por lo que la integración de la directiva en nuestras leyes sí que puede suponer un recorte en el derecho a la privacidad.

El tema interesante lo encuentro en lo de la telefonía IP porque una cosa es que Telefónica monitorice su sistema de voz ip y otro que yo use Skype en el móvil enganchado a la primera conexión Wi-Fi que me encuentre por la calle. Otro detalle, si me engancho a un servidor Jabber (ya que quieren controlar las conversaciones mediante mensajería instantánea) en australia, mi ISP va a tener complicado averiguar con quién hablo (además por si las moscas busco uno son SSL para mayor privacidad).

Imagino que en una investigación criminal internacional no tendrían problema en conseguir finalmente los datos, pero seguro que con un poco de imaginación y buenas herramientas (véase Freenet) conseguimos mantener la privacidad a salvo de controles ordinarios.

Los comentarios están cerrados.