La UE no pica con el código fuente de Microsoft

MicrosoftNo quiero aburrir a nadie recordando todo el culebrón del enfrentamiento entre la Unión Europea y Microsoft, para ello basta repasar alguna de estas entradas:

Pues bien, el último movimiento de Redmon había sido el de ofrecer el código fuente de Windows Server, propuesta de cara a la galería y que no es en realidad la documentación necesaria para que los competidores puedan conseguir la interoperabilidad con éste. La UE no ha picado, como cuentan en El País y le exigen la información necesaria y claro Microsoft afirma que ha dado información «en exceso». Claro, del código fuente se pueden extraer los interfaces necesarios para comunicarse con el sistema operativo, pero viene a ser lo mismo que si la UE les hubiese pedido la aguja y Microsoft respondiese con el pajar, un fraude de ley.