Twitter sigue buscando enganchar al usuario normal

nuevo diseño de Twitter

Twitter rediseña pensando en el «usuario normal», su verdadera asignatura pendiente desde que nació. Como con casi cualquier rediseño, muy contestado entre los fieles a los que han cambiado «su Twitter», pero definitivamente es un público al que ya tienen ganado, a quienes tienen que atrapar es a ese tipo de usuario que llega y no percibe valor o se queda confundido con la «jerga tuitera» del «@», el «hashtag» o el «retwit». Los cambios más interesantes en esta línea de buscar al usuario normal han sido, en mi opinión, los siguientes:

  • Menos protagonismo a la caja de escribir un twit, lo que va en consonancia con el uso habitual del servicio: la inmensa mayoría de la gente es mucho más consumidora que creadora en Twitter, por lo que dan más jerarquía a los mensajes de los usuarios que uno sigue y se desplaza la caja a la columna de la izquierda.
  • Coherencia entre las versiones web y de aplicación móvil, evitando confundir lo mínimo al personal que hasta estaba obligado a «aprender» dos interfaces diferentes. Fruto de este planteamiento tenemos un paradójico botón de enviar nuevo twit en la cabecera a la derecha en la web, cuando ya hay caja en portada.
  • En portada explican qué es «@» y qué es «#», convirtiéndolos en botones con una leyenda que los explica: «conecta» y «descubre». Nick Bilton explica muy bien el camino hacia un interfaz gráfica por parte de Twitter.
  • Más énfasis en descubrir que en buscar. La caja para lo segundo disminuye de tamaño frente al mayor protagonismo del «Descubre» que tiene un patrón mucho más «Facebook»: información agregada que no «corre tanto como el tiempo real» y por tanto cubre un flanco importante para los usuarios normales que no están siempre conectados.
  • Dos funcionalidades que pierden peso, las listas y los mensajes directos. Ambos no están en la portada ahora, requieren dos clicks para llegar a ellas. Con lo primero no me extraña demasiado – uso por parte de los avanzados – con lo segundo la verdad es que me he llevado una sorpresa.

Los super usuarios en todo caso seguirán personalizando su experiencia a través del cliente de turno, el reto para Twitter sigue siendo que el usuario normal encuentre valor desde el principio al usarlo, no se pierda en cien funcionalidades colocadas en portada y se vea intimidado por una jerga extraña. Probablemente todavía les queda camino por recorrer, pero mi impresión es que están avanzando en el camino correcto.

Relacionado: Los medios no «conversan» en Twitter (y a mi no me parece del todo mal)

Los comentarios están cerrados.