True Detective y el final de las series en los tiempos de internet

True Detective

Aún ando rumiando el final de True Detective, una serie que me ha llevado de vuelta a los tiempos de la fiebre por seguir una casi al día y, cuando se acumulan los capítulos, quedar pegado a la televisión hasta bien entrada la madrugada.

La serie me ha gustado mucho, claro, aunque con matices. Mejor en lo formal que en la historia, de más a menos, con un personaje demasiado diseñado para gustar (Rust Cohle, que es el que ha gustado por supuesto) frente a otro mucho más creíble (Martin Hart) y con un final que no está mal pero que no está – en mi opinión – a la altura del resto de la serie y las expectativas creadas. Y digo esto siendo un firme defensor del final de Los Soprano.

El caso es que el punto que quería subrayar sobre True Detective es sobre cómo internet me ha acompañado en su visionado y cómo lo ha condicionado. Por cada capítulo he leído interpretaciones, los hilos de Reddit, blogs… todos ellos con elucubraciones más o menos razonables, muchos con un análisis de las referencias y los detalles en busca de las claves de la serie.

Mi impresión es que va a ser casi imposible crear una serie a la altura de las exigencias y escrutinio de esa parte de internet que coge tu narrativa y la revisa al detalle. De hecho el guión y la narrativa deberían cambiar si es precisamente a ese público al que quieren satisfacer. En True Detective no lo han hecho, han dejado abiertos muchos frentes, numerosas referencias han sido olvidadas o no resueltas y [PSEUDO SPOILER]han optado por un final casi convencional para una historia de detectives[SPOILER].

Muy recomendable, gran serie True Detective. Con una banda sonora excelente, véase playlist

5 comentarios en “True Detective y el final de las series en los tiempos de internet

  1. Nada nunca deja contento a todo el mundo, Antonio. Te reto a que lo encuentres. Incluso, dicen, que hay gente a la que no le gusta una buena fabada o el jamón ibérico. Por lo demás a mi me parece una de las mejores series de los últimos tiempos: interpretación fabulosa, perfiles de personajes creíbles ( a mi Rust si me parece un personaje muy, muy real), ese submundo de la America profunda tradicionalista y supersticiosa que tanto morbo nos da a los europeos, un metraje adecuado y sin excesos, una historia bien contada y fácil de seguir y, si, un final convencional. Porque al final la navaja de Ockham también se aplica a las historias de detectives y a mi tampoco me desagrada que, de vez en cuando, el final más esperable sea el verdadero final.

    1. A mi me ha gustado, de hecho (Spoiler) creo que las alucinaciones de Rust dejan cierta incertidumbre para los que esperábamos una evolución más rollo lovecraft

Los comentarios están cerrados.