Tras 25 años en la cárcel, Internet me alucinó

En Salon.com:

Tras mi investigación inicial, comprendí que el mundo digital podía ser mucho más potente que el impreso. Siendo así comencé a explorar los medios sociales. Escribí todos los días en una página pública de Facebook. Me registré en Quora y comencé a escribir artículos largos en respuesta a preguntas sobre la experiencia de la prisión o la superación de la adversidad. Comencé a desarrollar mi red en LinkedIn y, gracias a compartir con frecuencia, he conseguido más seguidores en Twitter. Refiné mi sitio web para que la gente pudiera encontrar mi trabajo… .