Tienda música de Amena

Como no podía ser menos, Amena también quiere su tienda de música a través del teléfono móvil, a la que ha bautizado con el original nombre de «Bajacanciones«. En esto sigue los pasos de Vodafone y Telefónica Movistar, que ya presentaron sus plataformas de comercio elecrónico-musical a través de conexiones 3G. La oferta de Amena, a imagen y semejanza de lo que supusieron las de sus competidoras, refleja a las claras la mentalidad de las operedoras: precios desmadrados, 1,5 euros la canción por supuesto con DRM para limitar el número de copias (vía Cinco días) desde el entendimiento de que el usuario de móvil está acostumbrado a rascarse el bolsillo comprando tonos y fondos de pantalla. Para que el invento funcione es necesario un público cautivo que no pueda huir a otras ofertas y, hasta cierto punto, así es en la telefonía móvil. De entrada un abonado de Amena no puede comprarle canciones a Movistar o Vodafone y, mientras no haya tarifa plana UMTS acceder a los servicios de terceros para comprar canciones a través del teléfono puede salir por un ojo de la cara.

En este estado de las cosas, las operadoras tiene la llave para el jugoso mercado de la venta de música a través del teléfono. En su deseo de rentabilizar las infraestructuras, la apertura a la competencia en la venta de contenidos y servicios que supondría la tarifa plana en telefonía de tercera generación hará que las operadoras ajusten mucho antes de plantearse algo así. ¿Quienes esperán en la puerta? Microsoft, Napster To Go o iTunes son ejemplos de que todas las calculadoras apuntan a ese pequeño gadget como ventanilla de la tienda online. Si a eso sumamos la posibilidad de la eclosión del P2P en la telefonía móvil (Nokia se apunta al intercambio de ficheros desde el móvil, Redes de intercambio en teléfonos móviles), llegaríamos a un panorama mucho más parecido a lo que es la internet real.

¿Se animarán las operadoras a abrir juego y renunciar a tiendas como esta de Amena sin competencia? Quizás más les valdría, antes de que llegue la revolución Wi-Fi y se los lleve por delante.

Los comentarios están cerrados.