Strands, recomendaciones sobre el lifestreaming

Strands

Con la tendencia del lifestreaming tengo el pequeño problema de que me cuesta encontrarle valor. Tienes un montón de actividad de un montón de gente traducida en una cantidad inmensa de información producida al día agregada en una web. Es uno de esos juguetes que entusiasman a los yonkis de servicios web, pero que para el usuario normal tiene un valor más bien dudoso.

Friendfeed es la referencia del sector, pero con buen sentido, todavía no ha traspasado la frontera de los bloggers más adictos. Y es que a pesar de introducir herramientas para filtrar y personalizar la experiencia, lo cierto es que es muy difícil conseuigr una buena relación «señal/ruido» para alguien que no pase muchas horas en la web.

Strands también es lifestreaming (de momento en beta cerrada, eso sí), añades tu cuenta de un montón de servicios, decides a que otros usuarios quieres seguir y se construye el ya clásico newsfeed con todo lo que hacen estos contactos en la web. Hasta ahí, lo poco que aporta Strands es un diseño conseguido, el permitir agregar servicios locales como Menéame y funcionar razonablemente bien.

Lo interesante tendrá que venir en el futuro, Strands no deja de ser una compañía cuyo mayor valor es un motor de recomendaciones, de hecho hablamos de ellos hace mucho tiempo cuando salieron con Music Strands, más adelante con MyStrandsTv y hace poco en el proyecto Tú cuentas. Lógicamente su apuesta no es sólo ser un sitio que agregue datos, sino que aporte valor más allá de eso a través de las recomendaciones.

El planteamiento de Strands tiene sentido, tanto que Friendfeed dio un paso en esa dirección. La analogía sería con Last.fm, registrar las canciones que escucho puede tener cierta gracia para mirar mis listas personales, pero lo valioso llega cuando encuentra mis «vecinos de gustos» y me hace recomendaciones. Strands sería lo mismo, pero aplicando a cualquier servicio web: vídeos de youtube, noticias de Reader, fotos favoritas de Flickr…

El mayor problema es que una cosa es recomendar bien (y seguro que Strands lo hace) y otra crear una buena experiencia a partir de esas recomendaciones. Last.fm no sólo me da información, me permite escuchar esa música, construye una experiencia a través de una radio a la que además puedo retroalimentar con puntuaciones. No sé como tendrán pensada la experiencia de Strands, pero se antoja complicado que sea un sitio donde disfrutar de vídeos, música, noticias, fotos… con una buena experiencia; la ventaja de poder añadir cualquier fuente se puede tornar en un problema cuando quieres recomendar contenidos de muy distinto pelaje.

En todo caso, si el lifestreaming va a servir para algo a un perfil de usuario más amplio que el de «bloguero tecnológico», probablemente sea en esta dirección donde haya que mirar.

Los comentarios están cerrados.