Smart cities y cuando se cambian sensores por cámaras

Detrás del concepto marketiniano de «smart cities» hay a veces nuevos servicios realmente interesantes. Tengo dudas de que el hoy comento en Xataka de «Smartquesina» o parada de autobús digitalizada y conectada lo sea, pero sí que creo que merece la pena detenerse en la tendencia que se ha evidenciado en los dos últimos días en el Móvil Fórum de Telefónica: la apuesta por las cámaras en lugar de sensores para armar «los sentidos» de la ciudad.

La propia parada de autobús tendría una cámara capaz de reconocer si hay gente, si ve los anuncios y de perfilarla / segmentarla de cara a mostrar unos anuncios u otros según edad o género. ¿Qué queremos detectar plazas libres en una zona azul para que los ciudadanos sepan antes de llegar si hay plazas? Podría apostarse por sensores, pero también por cámaras, cuyas imágenes se procesan para detectar espacio, personas… y analizar, obtener patrones, segmentar, etc…

El cambio tiene razones tecnológicas, por la mayor riqueza de información que se puede captar con una cámara, que ahora empieza a ser viable económicamente ante el abaratamiento del almacenaje y procesamiento, sobre todo cuando se lleva a la nube. Pero también abre las puertas a usos futuros que cristalizan lo que muchas veces se ha debatido sobre vigilancia, privacidad y tecnologías de control en la ciudad.

Un comentario en “Smart cities y cuando se cambian sensores por cámaras

  1. Minority Report, 1984, el Derecho a Leer… no me gusta estas intromisiones en la intimidad que nos venden como progreso.

Los comentarios están cerrados.