Sender ID rechazado como tecnología antispam

MicrosoftDesde aquí hemos seguido la andadura de la llamada tecnología Sender ID de Microsoft desde su génesis. Esta Sender ID comenzó llamándose Caller ID y es un mecanismo para luchar contra el spam a modo de plug-in en el servidor de correo, que permitirá autenticar que el servidor del emisor del email es quien dice ser. Así se logra un método eficiente para rechazar correos emitidos por los motores SMTP de virus y gusanos y evitar la técnica del phishing utilizada por la mayoría de los spammers.

Desde el principio las intenciones de Microsoft eran las de plantearlo como estándar para la industria por lo que lo enviaron a la IETF para su aprobación. En el proyecto intervino al principio Sendmail y por el camino se dió la convergencia de Caller Id con SPF de Pobox, motivo por el cual la tecnología resultante pasó a llamarse Sender ID. Sin embargo los propósitos de Microsoft no sólo no han cristalizado sino que prácticamente podríamos decir que Sender ID es una propuesta que nace muerta. De entrada desde el software libre se rechazó Sender ID, grupos como Apache o Debian advirtieron que no estaban dispuestos a adoptar la tecnología de Microsoft. ¿Los motivos? La licencia de Sender ID, aunque garantiza que no se exije ni se exigirán contraprestaciones económicas para licenciar el producto, es incompatible con la GPL al reservarse Microsoft la patente exclusiva, con lo que no podría haber implementaciones libres de Sender ID.

Pero eso no es todo, apenas una semana después, la IETF ha rechazado como estándar el mecanismo de Microsoft. Precisamente ha sido el hecho de guardarse la patente y que no pueda haber soluciones libres basados en Sender ID han sido las razones (vía News.com). Decisión importante y acertada en favor de los sistemas abiertos y de la interoperabilidad en un sector, el lado del servidor, inundado de productos libres (Apache, Mysql, distintas distribuciones libres de Linux, JBoss, Sendmail, etc…).

Pero muchas veces la industria va por un lado y los estándares por otro. Así a Microsoft le queda intentar vender su Sender ID a la mayor cantidad de proveedores de correo e intentar convertirlo en un estándar de facto. No obstante también este camino parece difícil, son ya muchos los actores importantes en la red que rechazan este extremo, el último ha sido AOL (vía InternetWeek), que prefiere quedarse con el anterior SPF.

Puestas así las cosas a Redmon le queda o luchar contra todos, y esta vez tiene todas las de perder, o donar su patente al software libre. Una pequeña victoria cuando todas las reglas, léase legislación norteamericana sobre patentes software, favorecían lo contrario.

Sin categoría