Samsung Movies: vídeos en las cuatro pantallas

Samsung Movies

¿Pueden los fabricantes de electrónica hacer crecer el ingreso por usuario ofreciendo más valor por cada dispositivo adicional de su marca que adquieran? Para esto hay varias estrategias, desde el uso de estándares propios para forzar la incompatibilidad (algo que si no tienes una posición fuerte te puede acabar perjudicando, lo han practicado mucho Sony y Apple), hasta aprovechar la compatibilidad de las plataformas para rentabilizar aplicaciones compradas (por ejemplo, iPad para los usuarios de iPhone). Samsung Movies es una apuesta en el terreno de los servicios, ofrecer un videoclub en todas las pantallas a las que llega Samsung (que son «las cuatro»: ordenador, televisión, móvil y tablet) y que tenga el valor de la movilidad: alquilo en una pantalla, consumo en cualquiera.

Hay que tener un ojo a Samsung, que es de todo menos un tapado: segundo fabricante mundial de móviles y con una ambición muy fuerte que le ha llevado a atreverse con su propia plataforma móvil (Bada en el Samsung Wave) y a encabezar el avance de los tablets con Android con su Galaxy Tab. El servicio viene a competir en el nuevo escenario de los videoclubs por internet con streaming que está eclosionando: propuestas con experiencia de usuario interesante, pero con unos precios excesivos para los estrenos (cuatro o cinco euros) y sin modalidad tarifa plana.