Rumores en internet y el caso Last.fm Vs Techcrunch

Nuevo last fm

«Duelo a muerte» entre el mejor servicio de música online – Last.fm – y TechCrunch que publicó el rumor de que Last.fm estaba informando a la RIAA (equivalente en Estados Unidos a SGAE Promusicae) de qué usuarios estaban escuchando el nuevo disco de U2, filtrado en las redes P2P. Probablemente es la acusación más grave que le podían hacer, es el equivalente a delatar a tus clientes violando su privacidad, algo que explica el tono de la respuesta desde Last.fm: TechCrunch está lleno de mierda.

Mariano destaca la pérdida de credibilidad de TechCrunch, que con artículos de este tipo de rumores falsos, se mete de lleno en el estilo «ValleyWag». A este punto creo que habría algún que otro a destacar, a pesar de que TechCrunch es el altavoz más potente en lo que respecta a nuevas empresas en internet, la capacidad de Last.fm para responder ha sido diez veces superior: portada en Digg, recopilado en Slashdot, aparición en cientos de blogs (incluidos todos los que le «tienen ganas» a Arrington) y una gestión de la crisis inmediata y en todos los rincones de la web.

Desde Twitter a Friendfeed han reaccionado negando el rumor de cesión de datos persiguiendo todas las conversaciones que el post de Tc ha producido. Lo más interesante del caso es que la reacción no ha sido posible porque la CBS, propietaria de Last, sea poderosa, sino porque ha estado atenta a lo que se dice de ella en la red y ha sabido utilizar todos los canales posibles para contrarrestar la denuncia falta. El estado de opinión es muy favorable a ella y muy negativo respecto a TechCrunch, los altavoces disponibles para difundir algo y responder rumores en la web sobrepasan con mucho la capacidad de difamación de cualquier blog o medio.

CBS y Last.fm ganan y de una forma mucho mejor que si simplemente hubiesen llamado a un abogado en lugar de monitorizar su imagen de marca y reaccionar comunicando.

Los comentarios están cerrados.