Rendirse con las Google Glass antes de salir

Google Glass

En su comentario sobre un artículo de Wired Robert Scoble practica una especie de enmienda al «hype» en el que él mismo participó alrededor de las Google Glass.

Donde se dijo que iban a ser la revolución ahora se dice, «sí pero no, pero a lo mejor más adelante». Es el vivo retrato de una forma de analizar la tecnología – y a mi Scoble me ha interesado mucho tiempo por el ojo que tiene para detectar y resaltar tendencias – basado en la exageración para captar la atención, el obviar los contras y el personalismo de verse a uno mismo como el criterio central de la industria.

En todo caso, las Google Glass ya están sufriendo la erosión del hype incluso antes de salir. Es parte del precio a pagar cuando anuncias algo y tardas meses y meses en ponerlo a la venta. Si a eso sumas que de entrada hay una fuerte resistencia por parte de tu público objetivo («Repugnancia y fascinación con Google Glass«), el escenario no es demasiado estimulante de partida: los early adopters ahora están «de vuelta»

3 comentarios en “Rendirse con las Google Glass antes de salir

  1. Mucho hype, pero yo estoy convencido de que Google Glass va a ser un bluff como una catedral, el mayor fracaso en años. Ni a mi, ni al resto de amigos geeks nos atrae la idea lo más mínimo, mucho menos al común de los mortales a los que la tecnología no les entusiasma.

    1. Aquí la duda es ¿por la implementación actual y por tanto dentro de unos años funcionará o por el concepto en sí? Yo no lo tengo claro (y me atraen para usarlas poco la verdad)

    2. y quienes estuviesen «calentitos» en su anuncio para comprar… llevan meses enfriándose. Vamos a ver, seguro que el precio influye también mucho

Los comentarios están cerrados.