Rapidshare, Megaupload y compañía tienen fecha de caducidad

Que lanzaran una cuenta vitalicia de Megaupload me causó bastante asombro, confiar en que el servicio que ofrecen ahora mismo – cualquier usuario sube cualquier fichero y los demás lo pueden descargar de forma directa y ellos cobran por la intermediación – se mantenga de forma indefinida creo que es muy ingenuo. A largo plazo las fórmulas de negocio – y Megaupload, Rapidshare y compañía son un negocio con ánimo de lucro – con contenidos en internet pasan indefectiblemente por aportar valor (ellos a su manera lo hacen) pero también por beneficiar a los productores de dichos contenidos. Y eso no lo hacen.

Rapidshare empieza a cerrar cuentas por descarga material con derechos de autor / copyright (TorrentFreak). Aunque se apunte a que la descarga de este tipo de archivos no es ilegal (si acaso la subida y según cada país en función del ánimo de lucro), lo que si vulneraban estos usuarios eran los términos y condiciones de Rapidshare. Es cuestión de tiempo que tanto este servicio como otros similares tipo Megaupload sean obligados a ser más proactivos en el filtrado de qué contenidos se permiten descargar desde ellos. Claro que podemos pensar que hay cientos que han florecido al calor de un modelo que sí que está consiguiendo suscriptores premium (algo que los responsables de las empresas que los persiguen deberían anotar), pero este escenario será bien diferente cuando la tormenta legal que asoló a los servicios tipo Kazaa, Morpheus y compañía les llegue. Es muy improbable que se consiga impedir que se sigan subiendo y descargando contenidos con derechos, pero como hemos comentado muchas veces, con hacerlo una experiencia insufrible a la industria de los contenidos le basta.

Relacionado: Berilium, buscar en rapidshare, megaupload y otros…

Los comentarios están cerrados.