Rapidshare en problemas

24 millones de euros de multa y la obligación de filtrar los contenidos con derechos de forma más efectiva, es la condena que acaba de recibir Rapidshare en Alemania. La demanda fue interpuesta por GEMA (la SGAE alemana) por almacenar y permitir la descarga de 5000 canciones. Aunque parece ser que recurrirán (Torrent Freak), el COO de Rapidshare ya habla de «nuevo mercado de ingresos para el mercado de la música», lo que tiene pinta de mano tendida a las gestoras de derechos para dibujar un escenario en que se compartan ingresos.

Rapidshare tiene muchas papeletas para tener que replantear su modelo: almacena en sus servidores el contenido y cobra a los usuarios por las descargas como modelo de negocio. Para muchos usuarios, ha desplazado a los sistemas P2P a la hora de descargar contenidos, demostrando, por otro lado, que pagarían por ellos en una modalidad de tarifa plana. Lo más relevante, en todo caso, que de nuevo vamos a un escenario de «peor experiencia» (la bajada que dan Rapidshare o Megaupload son de lujo comparada con los sistemas P2P)

Los comentarios están cerrados.