Problemas legales en la UE, uno de los motivos por los que Gmail sigue cerrado

GMailAl menos eso es lo que afirmó ayer Miguel Reina, director general de Google España, en una entrevista a El Pais (contenido de pago). Mientras Hotmail ya subió a 250 megas y Yahoo hizo lo mismo, GMail permanece en fase beta después de muchos meses de pruebas y contando ya con cientos de miles de usuarios. Reproduzco por su interés la pregunta de la entrevista a Miguel Reina relacionada con GMail.

P. También ha habido quejas de algunos usuarios, que creen que la inclusión de publicidad en sus correos electrónicos -y relacionada con ellos- invade su intimidad. ¿Cómo está ese tema?

R. Esta es una de las razones principales por las que el servicio de GMail continúa en cerrado. Una vez que dimos a conocer nuestra intención, recogimos las opiniones de todas las asociaciones y agencias de protección de datos de cada país, a través del departamento legal de Google en Londres. Ahora hay abierta una conversación en la UE para ver si podemos seguir con la idea original de servir anuncios contextualizados con las palabras clave de los correos, que no con su significado.

Tras esta respuesta – no demasiado clara por cierto – cabe concluir que Google ofrecería un GMail en el que la publicidad no estuviese asociada al significado del contenido de los correos sino que simplemente «saltase» bajo la presencia de algunas palabras. Dicho de otra forma, si en un correo aparece la palabra «Granada», GMail no sacaría del contexto si se refiere a la ciudad o a la fruta. Con ello, esta publicidad perdería efectividad en tanto que en muchas más ocasiones se publicarían anuncios poco interesantes para sus usuarios.

Yo soy uno de los recelosos del tema de la privacidad en GMail. La frontera que entiendo admisible es que GMail no almacene qué anuncios me ha mostrado ni mucho menos en cuáles he pinchado. Es evidente que para cada anuncio tengan que guardar cuantos clicks han hecho, pero para salvaguardar la privacidad de los usuarios se hace imprescindible que esos datos no se puedan cruzar en ningún caso con los del usuario GMail. De no ser así, se sabría de forma indirecta el asunto de sus comunicaciones privadas. Claro que este escenario plantea un problema para GMail que es el de los clicks fraudelentos por parte de la competencia del anunciante, pero es a mi entender un requesito fundamental.

Ojalá GMail salve este escollo con las legislaciones de la UE – entre ellas la LOPD española – y lo tengamos en abierto lo antes posible. Yahoo y Hotmail han crecido en capacidad pero sigue a años luz del brillante interfaz de GMail. Sin embargo, Google está perdiendo la iniciativa y hechos como la adquisición de OddPost por parte de Yahoo ya se van notando ¿habéis observado el nuevo autocompletado de direcciones en Yahoo Mail al más puro estilo GMail?.

OJO, Actualización: La Agencia de protección de datos declara ilegal Gmail tras denuncia de Facua.